Opinión

¿Qué guerra alientan?

  
1
  

  

AMLO.

Hay que decirlo con todas sus letras: en el flanco izquierdo hay algunos fanáticos que alientan una guerra de verdad.

O López Obrador es presidente en 2018, o 'el pueblo' se nos vendrá encima, es el mensaje.

El apoyo de López Obrador a la CNTE no es gratuito. Comparten un proyecto basado en el odio de clases y van por la toma del poder por las buenas o por las malas. Al menos ese es el chantaje que subyace en los hechos y en las palabras.

¿No? Hay que escucharlos, hay que leerlos, para saber qué piensan y después no decirse sorprendidos.

Un directivo del diario lopezobradorista La Jornada, Luis Hernández Navarro, publicó el pasado día 27 un artículo bajo el título “Los Luminosos Soldados de la Civilización”. Esos “soldados” son, obviamente, los miembros de la CNTE, que refleja un espíritu bélico que han comenzado a expandir.

Dice el funcionario de ese diario que “la derecha empresarial convirtió la educación pública en territorio de una guerra de clase abierta. Al humillar, ofender y denostar a los maestros (incluso con insultos racistas) abrió una verdadera caja de Pandora”.

Agrega: “Los profesores han respondido golpeando los intereses patronales con grandes bloqueos humanos en carreteras, vías de ferrocarril, sucursales bancarias y grandes centros comerciales, que estrangulan transacciones financieras, comerciales y el tránsito de mercancías”.

Festeja: “Los bloqueos de la CNTE han paralizado la actividad de buques y trenes. En Michoacán, durante 10 días han impedido la circulación de productos, particularmente de autopartes para abastecer a los armadores del norte del país y a Estados Unidos. Han infartado la arteria aorta que alimenta y oxigena al polo de desarrollo industrial más dinámico del país, enclavado en el Bajío: la ferroviaria Kansas City Southern de México, que conecta al puerto de Lázaro Cárdenas con Laredo, Texas es el segundo fondeadero más importante en el movimiento de contenedores en el litoral del Pacífico y es, además, la principal puerta de entrada para el tráfico automotor proveniente de Asia”.

Se emociona: “Los maestros han puesto en práctica una versión renovada de la guerra de la pulga, de acoso constante y ofensivas fulminantes. Han respondido a las acometidas paquidérmicas del gobierno con una capacidad felina de movilización. Nunca se quedan quietos. Sus protestas se realizan simultáneamente, golpeando diversos flancos, de un lado a otro, con determinación y rapidez. Ejemplo de ello son las protestas simultáneas en 57 puntos de la Ciudad de México, que obligaron a las autoridades educativas a adelantar el fin de cursos tres días”.

Hernández Navarro cita a Louise Michel, y la describe: “educadora y combatiente en la comuna de París (1871), escribió que la tarea de los maestros, esos soldados oscuros de la civilización, es dar al pueblo los medios intelectuales para rebelarse. Herederos de esa gesta libertaria, pareciera ser que los profesores de la CNTE se han echado a los hombros esa misión”.

Después de leerlo, y ver que durante esta semana el partido de López Obrador organiza en la sierra de Guerrero el “Primer Encuentro de Formación Política para Jóvenes de Morena”, en el que participan como conferencistas dirigentes ligados al EPR y al ERPI (nota de Rivelino Rueda, ayer en EL FINANCIERO), hay que preguntarse a qué juegan algunos fanáticos.

Por lo visto, no les entusiasma el tema educativo, sino el lenguaje de la guerra.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Barrales y el PRD, más allá de 2018
Condenados a la desigualdad
AMLO, el incendio y el bombero