Opinión

¿Qué evitar si me despiden? 

 
1
 

 

ahorro

Ante lo inesperado de la noticia es posible caer en depresión y definitivamente, en ese estado de ánimo, está lejana la solución a los problemas. Hacer un 'parte de guerra' y diseñar la 'estrategia de ataque' es la mejor forma de solventar dicho bache. En ese ámbito vale la pena tener claro qué evitar. Pongo a tu consideración algunos aspectos.

1.- Silencio. Además de la conveniencia de desahogarse, es bueno hablar el tema del despido con la pareja, con el fin de sensibilizar la perspectiva económica de casa y si la edad de los hijos lo permite, involucrarlos para ser conscientes de una eventual etapa de austeridad.

2.- Mantener el gasto. Hay quienes en el afán de sostener un nivel de vida como apariencia, dejan inalterado su presupuesto e incluso toman parte de la liquidación para viajes o compras excesivas. Es recomendable ajustar las erogaciones para contar con el tiempo suficiente para buscar empleo, antes de llegar al apremio.

3.- Decisiones rápidas. En momentos se confunden las resoluciones de corto plazo con las de largo plazo y en la desesperación se eliminan salidas de dinero que afectan más tarde, como cancelar seguros de vida, de gastos médicos mayores o sacar a los hijos de la universidad privada. Estas acciones deben ser producto de un análisis serio y midiendo las consecuencias; de hecho, tomadas tras ver si existe otra opción que intentar.

4.- Descanso prolongado. Algunos, con la indemnización, deciden no trabajar por un tiempo. Habrá de tenerse cuidado, pues de extenderse el lapso para las entrevistas podría ocurrir una crisis financiera ante la falta de recursos.

5.- Ganar lo mismo. Las percepciones las fija el mercado y estarán en función de la oferta y la demanda. Esto quiere decir que es factible un mayor ingreso, pero también situarte por abajo del anterior. En la medida en que la exigencia sea alta, la tardanza para encontrar un puesto podría ser indefinida.

6.- Establecer un negocio. Es una resolución frecuente para cumplir el sueño de independizarse; sin embargo, el nivel de riesgo es superior. Es necesario hacer todos los estudios requeridos previamente para saber de qué tamaño será el desafío y si hay capacidad para soportarlo en términos financieros.

Lo trascendente es ser muy analítico en cuanto a las acciones ante esta eventualidad, porque de ello depende el patrimonio familiar.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Revisa este 'checklist' para la jubilación
¡Cuidado!, la política pública puede dañar tus finanzas
¿Cómo tomar mejores decisiones?