Opinión

¿Qué cambiará con el sistema anticorrupción?

 
1
 

 

¿Qué cambiará con el sistema anticorrupción?

El día de hoy se promulgarán las leyes y reformas que configuran el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA).

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del Inegi, la corrupción está como la preocupación número dos de los mexicanos, sólo detrás de la inseguridad.

Por esa razón, el Sistema que verá la luz hoy puede ser uno de los cambios más trascendentes en la vida pública del país.

Es probable que usted se haya quedado con la idea de que como no se aprobó el hacer públicas de manera obligatoria las declaraciones 3de3 de todos los servidores públicos, lo que resultó fue un fracaso.

La realidad es que más allá de ese tema específico, el SNA tiene cambios trascedentes.

Le enumero los que creo que son más importantes y termino con algunos comentarios.

1.- El SNA tendrá la presencia permanente de un Comité de Participación Ciudadana, integrado por cinco personas que serán propuestas por un Comité del Senado. Representantes de las ONG que participaron activamente en la promoción del sistema pueden tener una silla en este Consejo.

2.- El SNA tendrá un Comité Coordinador que integrará, además de la Secretaría de la Función Pública, a la Auditoría Superior de la Federación, al Consejo de la Judicatura Federal, al Tribunal de Justicia Administrativa, a la Fiscalía Especializada (por construirse), al INAI y al propio Comité de Participación Ciudadana. Será mucho más difícil encubrir una conducta deshonesta de un servidor público.

3.- Se establecerá una Plataforma Digital Nacional para dar seguimiento puntual y sistemático a las declaraciones patrimoniales, de intereses y de impuestos. Además de los funcionarios que intervienen en concursos y licitaciones, de aquellos que han sido sancionados, entre otras cosas. Se deberá definir el alcance de la publicidad que reciba esta información pero el Comité de Participación Ciudadana deberá conocerla íntegramente.

4.- Se tipifican con precisión las conductas que son consideradas corrupción y que van desde el cohecho y el peculado hasta la actuación bajo conflicto de interés incluyendo el enriquecimiento oculto o el ocultamiento del propio conflicto de interés.

5.- Habrá un Fiscal Anticorrupción, que tendrá autonomía técnica y operativa para perseguir e investigar actos de corrupción, cuyo nombramiento será por parte del Senado.

6.- Las estructuras del SNA a escala nacional habrán de replicarse también a nivel estatal, lo que por cierto fue el fondo de la controversia constitucional con Quintana Roo, Veracruz y Chihuahua.

Si me pregunta si este sistema va a acabar con la corrupción, la respuesta es clara: no.

Pero sin lugar a dudas la va a acotar, va a hacer mucho más difícil cometer actos de corrupción con impunidad y elevará los costos penales, económicos y políticos de ésta.

Si en los siguientes meses, en los que habrá de concretarse la construcción de instituciones, la designación de funcionarios y la elaboración de reglamentos y formatos, se hace buen trabajo, se estará realizando uno de los cambios más relevantes de este sexenio.

No cabe duda que las cosas podrían haberse hecho mejor, pero con el SNA y lo que implica veremos una transformación muy profunda en materia de control, sanción, prevención y combate a la corrupción.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar
Difiero del Banxico
¿Y si ganáramos en dólares?
Los desafíos de Enrique Ochoa