Opinión

Pymes y aumento de impuestos para 2017

 
1
 

 

El declive en los precios del petróleo

Si tomamos en cuenta que 99.8 por ciento de las empresas formales en México son micro, pequeña y medianas, el asunto de un posible incremento en los impuestos pudiera no ser ocioso.

El gobierno mexicano ha hecho un esfuerzo para incrementar la eficiencia recaudatoria. Hoy cobra más pero más tendrá que cobrar si el precio internacional del petróleo no se recompone en el resto del año. No le quedará de otra.

Es imposible soslayar que el petróleo, en su baja de precio, ha ocasionado consecuencias importantes tanto en la balanza comercial como en los ingresos fiscales. No depende del gobierno mexicano el determinar el precio de la mezcla mexicana. Está fundamentalmente en la mano de los productores de la OPEP y algunos no afiliados a este cártel. Lamentablemente Arabia Saudita no tiene deseos de romper su política para 'tronar' a los productores estadounidenses y ahora que ve más cerca que nunca esa posibilidad muy difícilmente accederá a una propuesta de bajar la producción para que el precio del crudo incremente. No ahora.

Tener precios tan bajos reduce significativamente la perspectiva de que el gobierno mexicano consiga coberturas para 2017. Entonces ¿cómo incrementará sus ingresos?

Datos recientemente liberados por la OCDE señalan que de 22 naciones en vías de desarrollo pertenecientes al ámbito latinoamericano, México se encuentra en la tabla baja de ingresos fiscales vs. PIB.

El índice que marca la OCDE para nuestra nación es de 19.5 por ciento cuando en 1990 era de 15.5 por ciento. Pero fíjese usted bien: Jamaica, Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Trinidad y Tobago, Uruguay y Perú tienen niveles mayores de ingreso fiscal sobre PIB.

Solamente Bahamas, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Paraguay y Venezuela están debajo de México.

Entre 1990 y 2014 México incrementó sus recaudaciones fiscales de 15.5 a 19.5 por ciento pero en 2008 tuvo una mayor, de 18.5 por ciento. Claro que el precio del petróleo era mayor y por ende su contribución fiscal a la economía.

El promedio de la OCDE se encuentra en 34 por ciento de ingresos fiscales en relación a su PIB. La Eurozona tiene un promedio de 41.5 por ciento. El promedio latinoamericano al cierre de 2014 es de 21.7 por ciento, por encima del dato de México. Dinamarca tiene una recaudación vs. PIB de 51 por ciento.

Ciertamente la informalidad económica ha golpeado a la economía de manera relevante. Es un área de oportunidad significativa para que el gobierno incremente su eficiencia recaudatoria aunque siempre será necesario revisar la carga impositiva a los cautivos particulares, automovilistas o empresariales.

Y si hablamos de empresas, el grueso que pudiera ver incrementadas sus cargas fiscales está en las Mipymes.

No será agradable ni popular pero no parece haber mucho margen de maniobra.

Si no se recompone el precio del petróleo el gobierno tendrá que invertir sus mejores herramientas para hacerse de más recursos y por ende no creo que pueda abstenerse a considerar el incrementar los impuestos si quiere cumplir con sus planes y necesidades presupuestales.

Que no nos tome de sorpresa.

Twitter: @ETORREBLANCAJ

Correo: direccion@universopyme.com.mx

También te puede interesar:
Premio, foto y… 'ahí te ves'
El segundo choque frontal entre locomotoras
Debo no niego, pago no quiero