Opinión

Pyme mexicana mata bacterias asesinas

 
1
 

 

Pyme

Me congratula que una empresa periodística de gran calado haya transmitido ayer un video y un texto refiriéndose a una de las cientos de empresas Pyme mexicanas que son relevantes a nivel mundial.

Se trata de Gresmex que liderea una ingeniera bioquímica industrial de nombre Gabriela León. Me congratulo de haberla entrevistado hace poco más de cinco años y que la columna que surgió de esa entrevista, así como el video que se transmitió en el programa de TV de Universo Pyme, fue uno de los primeros contactos periodísticos de esta valiosa mexicana, científica y productora de poco más de 40 productos relevantes e incluso muy innovadores, al extremo de haber sido una empresa considerada como relevante para el futuro de la humanidad por el WEF, el World Economic Forum.

El alcance de Gabriela León ha rebasado fronteras. Tiene dentro de la gama de desinfectantes a base de nanotecnología una número impresionante de productos eficientes para el combate de gérmenes, hongos, virus, bacterias y esporas. En la epidemia del ébola demostró su eficiencia como lo ha hecho en donde el reto se ha parado. Éviter es la marca.

Para demostrar la eficiencia de sus productos incluso realizó estudios de campo en instalaciones hospitalarias del sector público, demostrando primero la grave contaminación de instalaciones y aparatos que se usaban cotidianamente en esas instalaciones. Los resultados de los estudios corroboraban lo que se sospechaba: el entorno está contaminado por bacterias intrahospitalarias.

Luego, comprobó cómo sus productos redujeron en más de 99 por ciento la exposición a virus y bacterias en camas de inspección y básculas en donde todo el tiempo se pesan bebés.

Pero en México ser eficiente y referente mundial no alcanza.

Los reportes periodísticos que ayer leí y que pude ver en video, no hacen referencia a que esa empresaria ha sido víctima de intentos de extorsión en instituciones del sector público. Nosotros denunciamos el hecho en julio del año pasado en esta columna. Si quiere detalles con gusto remítase a esta liga: http://www.elfinanciero.com.mx/opinion/corrupcion-bloquea-pyme-innovadora-reconocida-mundialmente.html.

La nanotecnología, la molécula, de nombre NBELYAX tiene la virtud de la selectividad. Actúa sobre el patógeno y sólo en el patógeno. Esto permitiría reducir el costo de atención y reducir la muerte de más de 44 mil pacientes que pierden la vida debido a las bacterias o patógenos que viven en los hospitales y que resultan mucho más nocivos que otros que se encuentran en el medio ambiente general.

Ciento cuarenta países han recibido el derecho de propiedad intelectual de este desarrollo nanotecnológico. Es seguro que en pocos países recibirá el cúmulo de obstáculos que ya ha enfrentado en nuestro país para que 'se moche' y logren concretarse los contratos o bien que los pagos salgan rápido.

Estos productos (la empresa en sí) han recibido el reconocimiento de autoridades al más alto nivel. Yo nunca había distinguido que el Secretario de Hacienda, como en su momento resultó Luis Videgaray, se expresara de manera tan justificadamente orgulloso de un producto como lo hizo en otro momento, o que el entonces titular de la Cofepris manifestara, antes de ser director general del IMSS,  la satisfacción de que en México se consiguieran los productos que pone en el mercado Gresmex. Eso lo llegó a manifestar Mikel Arriola, quien no estaba aún al frente del IMSS cuando a la empresaria intentó extorsionarla un burócrata de nivel medio quien, al ver que la emprendedora no cedía a 'mocharse', decidió inventar impedimentos y cargos que le permitieran inhabilitarla como proveedora del Instituto.

¿Qué dirían ambos funcionarios si fueran enterados que al menos en dos instituciones del sector público se pidió 'comisión' a la empresaria para que procediera el proceso para convertirse en proveedora de esas instituciones? ¿Qué dirían si supieran que quedó inhabilitada con mentiras para que el IMSS no le comprara sus productos?

Desafortunadamente el esfuerzo de la empresaria, que ha recibido el reconocimiento mundial por ser una de las 100 empresas del mundo que cambiarán la faz de la tierra en el futuro, según la ONU, no está en la lista de proveedores y se condena a muchos mexicanos a correr el riesgo de contraer una infección intrahospitalaria por la inaceptable y punible actitud de la burocracia proclive a los actos de corrupción.

Qué bueno que se reconozca a nivel mundial el valor de una empresa mexicana de estas características y qué pena que no seamos capaces de defender a las Pymes valiosas de México ante los actos que lesionan el espíritu emprendedor y la consolidación de empresas de nuestra nación. 

Twitter: @ETORREBLANCAJ

También te puede interesar:
Pura innovación constructiva
¿Demagogia Pro-Pyme?
Pymes colapsadas