Opinión

¿Puede pegar la crisis griega a México?

 
1
 

 

ME. ¿Puede pegar la crisis griega a México?

A la hora que lea usted este texto, quizás los mercados europeos ya estén en medio de una jornada de gran inestabilidad, quizás con fuertes caídas, como respuesta a la crisis griega, que está entrando en una etapa de gran incertidumbre.

De entrada, habrá una semana completa en la que los bancos griegos no abran y se imponga control de capitales, además se limitará a cerca de 100 euros aproximadamente el límite máximo de retiro por persona.

Ante la inminencia de que mañana Grecia no pague 1 mil 600 millones de dólares al FMI se anticipaba una corrida que hubiera causado el colapso del sistema bancario griego.

Y, el domingo que viene se realizará el referéndum respecto a si se aceptan o no las condiciones del acuerdo con los acreedores.

Pese a que esta versión griega del “corralito” argentino puede darle días adicionales a la banca griega, el riesgo de colapso sigue siendo altísimo.

La medida de la preocupación internacional se expresa en el hecho de que ayer Obama le pidió a Angela Merkel, considerar incluso quitas a la deuda griega para abrir las posibilidades de un acuerdo.

El gobierno de Tsipras y los líderes europeos están jugando con fuego. Un colapso griego podría afectar a toda Europa y generar de nueva cuenta tensión en los mercados financieros internacionales.

Ese es precisamente el riesgo para México. Ni lo que pase en la economía griega o incluso en la de Europa nos pega gran cosa. Pero, la agitación que se puede producir en el sistema financiero internacional sí puede crear una creciente aversión al riesgo que le pegue directamente a la cotización del peso respecto al dólar.

Ya la semana pasada, el Consejo de Estabilidad Financiera, en donde participan la Secretaría de Hacienda y Banxico advirtió de la necesidad de ser cautos en los casos de deuda en moneda extranjera que diversas empresas contrataron aprovechando el bajo costo del dinero a nivel internacional.

A partir de hoy y durante toda la semana, las autoridades financieras van a estar en alerta. Es cierto, el país como conjunto está mejor pertrechado que nunca para resistir la inestabilidad. Sin embargo, hay empresas en lo individual que sí pueden estar expuestas a los vendavales financieros que nos esperan.

Ojalá no sea el caso de la suya.

Aprender de los desastres naturales

Una de las pocas ventajas de que el país esté sometido regularmente a desastres naturales es que nos hemos vueltos expertos en su manejo. Aquí tenemos el Fonden, los llamados seguros catastróficos y la emisión de los llamados ‘bonos catastróficos’ (CAT-Bonds).

Con el cambio climático, aun países que no los padecían, han empezado a sufrirlos.

Por eso, en la reunión de los ministros de Finanzas de la Alianza del Pacífico, que se realizó viernes y sábado en el DF, el tema salió a colación. El titular Hacienda, Luis Videgaray, encabezó la discusión, aprovechando las experiencias de México. De hecho, ya hizo lo propio en el marco de la más reciente reunión ministerial de la OCDE.

Y, por cierto, este tema volverá a ponerse sobre la mesa en la COP21 (reunión sobre cambio climático) que se va a realizar en París en diciembre.

Twitter:@E_Q_

También te puede interesar:

Aprender de los traspiés de la reforma educativa

La tracción de nuestro mercado interno

La fragmentación geográfica del voto