Opinión

Prudencia y mayor injerencia en el CPTM, piden empresarios para 2017

 
1
 

 

hoteles Riviera Maya

Aunque no lo parezca, eventos netamente políticos o engañosamente lejanos —la palabra 'lejos' se ha debilitado en un mundo globalizado— como la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos o el asesinato este lunes de Andrei Karlov, embajador de Rusia en Turquía, repercuten colateralmente en la industria turística mexicana.

Por ejemplo, un informe del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) dado a conocer el pasado miércoles —lo cual sucede cada cuatro meses— sostiene que a pesar de que el sector turístico nacional llega al final del presente año con muy buenos resultados, no puede desestimarse el nerviosismo que se palpa en esta industria producto de la incertidumbre por el futuro, luego del resultado electoral en la Unión Americana.

Inclusive, días antes de que el CNET hiciera público este documento, un pequeño grupo de empresarios se reunió con el titular de la Secretaría de Turismo, Enrique de la Madrid, a quien le solicitaron en lo inmediato verse más seguido “para tomar decisiones y medidas cuando el entorno cambie y el escenario político sea diferente”.

El presidente del CNET, Pablo Azcárraga, quien participó en el encuentro, afirma que De la Madrid estuvo de acuerdo con la propuesta.

Otro de los objetivos de estas futuras reuniones es para cuestionar 'costumbres y tradiciones', debido a que los empresarios quieren alejar al Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) y a la propia Sectur de decisiones improvisadas, lo cual es algo que “México ya debe superar”.

Por tanto, hizo un acto de contrición y confesó que los empresarios turísticos han sido pasivos en su actuar dentro del CPTM, por lo que ahora le propusieron a De la Madrid reforzar el comité de mercadotecnia de este organismo dependiente de la Sectur, con la creación de un comité de finanzas para que los miembros de la iniciativa privada aporten su experiencia y aconsejen a los funcionarios del CPTM, que dirige Lourdes Berho, cómo gastar mejor el presupuesto, cómo negociar con sus socios comerciales para que rinda más el dinero y cómo cuidar los recursos de una manera más eficiente, algo de lo que siempre ha adolecido este organismo que en este año manejó un presupuesto de 900 millones de pesos.

Respecto a la llegada de Trump a la presidencia estadounidense el próximo enero, a nivel personal Azcárraga externó que todo apunta a que 2017 será otro buen año para la industria turística del país, aunque cree que el crecimiento no alcanzará los dos dígitos, sino que se quedará en 9.0 por ciento.

“No creo que las cosas se pongan tan mal ni en la llegada del Anticristo (Trump), como muchos vaticinan. Nadie se da un tiro en el pie, y aunque haga burradas como las hace, institucionalmente el presidente de Estados Unidos está más acotado de lo que nos imaginamos”, afirma el dirigente.

No obstante, da un consejo: “el gobierno mexicano debe seguir siendo prudente porque, en un conflicto, el gringo lo toma personal y lo primero que hace es dejar de viajar hacia México”.

Y aquí podemos recordar lo que comentamos en este espacio hace unas semanas, cuando hicimos memoria del boicot turístico que sufrimos por parte de la comunidad judía en tiempos de la presidencia de Luis Echeverría, cuando se votó en las Naciones Unidas a favor de considerar al sionismo una forma de racismo; o cuando ya hace 14 años el gobierno francés se negó a respaldar una invasión aliada a Irak y la respuesta de los estadounidenses fue un llamado a dejar de viajar a Francia, además de la tontería de 'rebautizar' a las papas a la francesa como 'papas libertad'y vender camisetas con el mapa del país europeo dentro del mapa de Texas, con el eslogan: “Francia cabe en Texas”, para dar a entender que se trata de un país pequeño.

De igual manera, debido a los atentados terroristas sufridos este año en Turquía, su cantidad de turistas foráneos disminuyó notablemente. Bajo este panorama, se tenía la expectativa de que en 2016 México rebasaría al país turco en llegadas de visitantes extranjeros, avanzando así un escalón más, por lo menos, dentro del top ten mundial.

Pero ahora, después de la ejecución del diplomático ruso en tierra turca, cuando está por iniciar una de las temporadas vacacionales más altas del año, prácticamente no queda duda de que nuestro país brincará a esa nación para ubicarse en la octava posición a nivel global.

Así, si 2016 cerrará con buenos números, no hay que perder de vista que 2017 lo arrancará con un halo de incertidumbre y habrá que estar preparados para enfrentar la tormenta en que se puede convertir el hasta ahora cielo un poco nublado.

Correo: garmenta@elfinanciero.com.mx

También te puede interesar:
El cuatro veces secretario de Turismo de Guerrero
Un 'resort xcaretizado'
Alemania quiere más mexicanos