Opinión

Protege a tu familia con un seguro de vida

 
1
 

 

familia

Los fenómenos naturales como los terremotos y los ciclones que han azotado a nuestro país nos demuestran la fragilidad de la condición humana y que en cualquier momento es posible perder la vida.

Uno de los objetivos de las finanzas personales es proteger a la familia contra eventos catastróficos y hay manera de hacerlo a través de los seguros. Revisemos algunos elementos al respecto.

Las compañías aseguradoras dan énfasis al ángulo de inversión, permitiendo que exista una recuperación de los montos dirigidos para ese fin, lo cual resulta una protección efectiva. Sin embargo, implica una suma mayor de dinero.

Por eso, si se quiere hacer una cobertura sólo del evento en sí mismo, solicitemos una cotización de 'seguro puro' para bajar el desembolso y comparar ambas alternativas para decidir.

El lado malo de esta opción es que no tiene recuperación y por lo regular el aseguramiento tiene un límite de edad de entre 65 y 70 años. Pero tal vez esto es lo deseado, proteger a la familia cuando se es joven y se carece de patrimonio, además que los gastos de casa dificultan destinar una cantidad alta de recursos.

Recuerda que la cobertura es complementaria y que a lo largo de tu vida puedes elevarla o disminuirla, según lo permita tu presupuesto y las prioridades.

Dentro de esta complementariedad está el seguro de educación de los hijos, pues en caso de fallecimiento de los padres tienen un recurso para terminar su preparación.

Es importante entender que se trata de una cobertura parcial, porque no habrá una suma que elimine por completo la necesidad económica. No obstante, contar con este soporte económico hace que las decisiones de los deudos sean menos apresuradas y se den un tiempo para organizarse ante la nueva circunstancia familiar.

Si estamos hablando de eventos catastróficos, también hay que poner sobre la balanza los seguros de gastos médicos mayores y de invalidez total y permanente, que permiten darle un respiro financiero a situaciones muy difíciles.

Nunca habrá dinero suficiente para cubrirse contra todo y por las cantidades que uno quisiera.

La recomendación es tener al menos un mínimo de cobertura porque eso nos dará la posibilidad de dormir tranquilos al saber que si ocurre, contamos con un punto de apoyo, que si bien no quita el sufrimiento, sí es un aliento para sobrellevarlo. 

Twitter y Facebook: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Por qué en México estamos tan pobres y tan contentos?
10 razones para que las mujeres se interesen en sus finanzas
¿Sabes cuál es la mejor forma de administrarte viviendo en pareja?