Opinión

Producción de petróleo, barril sin fondo

La plataforma de producción de petróleo de México sigue en declive y las perspectivas sugieren que continuará a la baja, si no hay una pronta instrumentación de la reforma energética.

De acuerdo con información de Pemex, en el primer trimestre del año la producción de petróleo crudo fue de 2.49 millones de barriles al día en promedio.

Es, para ese periodo, el menor volumen de extracción desde que hay cifras disponibles, es decir, a partir de1990.

De 2004, año en el que se estableció un récord en la producción petrolera con 3.38 millones de barriles, hasta mediados de 2009 se registró una declinación de casi 25 por ciento.

Si bien el ritmo de declinación se moderó a partir de entonces, la extracción de crudo continúa en retroceso. De hecho, en marzo pasado sólo se produjeron 2.47 millones de barriles al día en promedio, lo que representa el menor volumen para un solo mes desde octubre de 1995, casi en 19 años.

En el paquete económico de 2014 se espera que en este año la plataforma de producción de crudo sea de 2.52 millones de barriles diarios en promedio. De cumplirse esa previsión, el volumen de producción sería prácticamente igual al de 2013, que ya era el menor desde que hay información estadística.

Con la licitación prevista en la reforma energética, el secretario de Energía, Pedro Joaquín, estima que para 2018 México produciría tres millones de barriles diarios, y para 2025, 3.5 millones.

Si a Pemex se le asignara lo que solicitó en la Ronda Cero, tendría recursos para producir los actuales 2.5 millones de barriles por día de aquí hasta 2050, según la subsecretaria de Hidrocarburos, Lourdes Melgar. El gobierno cuidará que la producción no caiga de ese nivel durante la transición.

“En México la producción de petróleo ha declinado en forma constante desde los máximos alcanzados en 2004, debido a una limitada inversión en exploración, especialmente de yacimientos costa afuera (en aguas profundas), y en técnicas de recuperación secundaria”.

Así lo advierte el FMI en su estudio Perspectivas económicas: Las Américas, presentado la semana pasada por el mexicano Alejandro Werner.

En opinión del organismo, la reforma energética de 2013 transformará fundamentalmente el sector de hidrocarburos del país.

Para ponerla en práctica, urge adoptar “de inmediato” las leyes y regulaciones necesarias con el fin de brindar un panorama claro al sector privado y estimular la inversión, subraya el FMI.

Sin embargo, el plazo previsto en la reforma constitucional para que el Congreso aprobara las leyes secundarias venció la semana pasada.
Probablemente serán discutidas hasta junio en un periodo extraordinario, pues el Ejecutivo apenas las envió anoche a la Cámara de Diputados.

Twitter: @VictorPiz

Correo: vpiz@elfinanciero.com.mx