Opinión

Presupuesto de egresos garantiza desarrollo y paz social

1
   

    

diputados

Más que ganadores y perdedores con la aprobación del dictamen del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2016, en la Cámara de Diputados se respiraba al final de la maratónica sesión un aire de satisfacción por los acuerdos alcanzados entre las diversas fracciones políticas.

Podríamos decir que en términos generales transitó la propuesta del Ejecutivo sin mayores cambios y sólo en el rubro de las reasignaciones y la orientación del gasto hacia los sectores de salud, educación, campo y poder judicial, sufrió ajustes al alza.

Desde luego, el balance del trabajo parlamentario es positivo ya que se observa, por un lado madurez parlamentaria al buscar siempre los consensos necesarios y por otro, a pesar de las diferencias naturales, se realizan los debates, varios de ellos, ásperos y sórdidos, pero con pleno respeto a la institucionalidad democrática.

El binomio indisoluble que ha conformado el PRI y el PVEM le da, desde luego, consistencia y fortaleza a sus propuestas y, sobre todo, se ha constituido como un gran aval al trabajo del gobierno de la República.

En este sentido, César Camacho como Jesús Sesma se consolidan en sus liderazgos al frente de sus bancadas, pero lo más relevante es que despliegan en San Lázaro los puentes de comunicación necesarios con los diputados de otros partidos para llevar a cabo las negociaciones necesarias con habilidad política.

El diputado Jorge Carlos Ramírez Marín apuntó que el Presupuesto aprobado garantiza el desarrollo y la paz social, al tiempo de mantener el rumbo de la estabilidad macroeconómica y con la implementación de las reformas estructurales, paulatinamente empieza a sentirse una mejoría en los hogares de cada vez más mexicanos.

Baltazar Hinojosa, presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, señaló que no fue un presupuesto inercial, después de todo el trabajo que se hizo con las comisiones, que presentaron sus dictámenes, se contará con un presupuesto responsable que atenderá a los sectores que obviamente venían un poquito desprotegidos, como es salud, educación y el campo, finalmente van a tener un recurso, ¿de dónde?, de los recursos adicionales que dejó la Ley de Ingresos, en este último rubro se dio una ampliación de 8 mil 500 millones de pesos.

La mayoría de los legisladores defendieron el establecimiento de nuevos lineamientos de control para ejercer el presupuesto de las reasignaciones para los municipios ya que su ejercicio debe hacerse de forma transparente y con rendición de cuentas. Se pronunciaron en contra de los moches que en el pasado se volvieron costumbre entre algunos legisladores.

Viabilidad es otro término que usaron hasta el cansancio los defensores del Presupuesto y tienen razón ya que en lugar de dejarse llevar por ajustes populistas actuaron con responsabilidad para precisamente darle viabilidad hacia el futuro al propio país.

QUE SIGUE. Destacan tres temas que estarán en la agenda legislativa y seguramente atraerán los reflectores por varios días: la presentación al pleno, la próxima semana, por parte de la Comisión de Puntos Constitucionales, que preside Daniel Ordoñez Hernández (PRD), del dictamen de las reformas constitucionales para la desindexación del salario mínimo, con los cambios que los senadores hicieron. El proyecto, que ya obtuvo una opinión favorable de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, modifica los artículos 26 y 41 de la Constitución Política con el propósito de establecer la unidad de medida y actualización, y desvincular así el salario mínimo como referente de obligaciones o sanciones expresadas en dinero.

Por otra parte, aunque ya las comisiones unidas de Seguridad Social y del Trabajo dieron su aval a las reformas a la Ley del ISSSTE, en el tema de pensiones (PENSIONISSSTE) –con el voto del PRI, PAN y PVEM–, quien tiene que dictaminar es la Comisión de Hacienda, pero por mayoría de votos acordó posponer esa discusión para organizar un debate más amplio y revisar todas sus aristas. Al respecto, Jesús Zambrano, presidente de la Mesa directiva, celebró que se difiriera el tema, porque dijo, hay inconformidad de una serie de sindicatos de todo el país que están bajo ese régimen, y no comparten el contenido de dichas reformas. Seguramente veremos un acalorado debate donde se espera que los perredistas y Morena refuercen sus armas en contra.

La Comisión Especial para el Caso Ayotzinapa, que preside la panista María Guadalupe Murguía Gutiérrez, prepara un informe por sus 100 días para presentarlo a las diversas Comisiones tentativamente el 15 de diciembre; se reunirán la próxima semana, en San Lázaro, con integrantes de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del Estado de Guerrero; y tienen considerado tener una entrevista con el director de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos, José Luis Hernández Rivera, ante la necesidad de profundizar la investigación sobre la posible infiltración del narcotráfico en esa escuela. En contraparte, la diputada Cristina Gaytán (PRD) exigió que se registren los avances de esta Comisión, así como transparencia y apertura de las reuniones sostenidas, pues calificó como grave la falta de resultados a casi dos meses de que se instaló.

También te puede interesar:

Conformada la mayoría para la aprobación del presupuesto

La reforma educativa la hacen suya los maestros del SNTE

Recortes al presupuesto de egresos déficit equivalente al 3% del PIB