Opinión

Preparan candidato independiente

1
   

    

phl_240915

Con mucha discreción y en grupos de diez, intelectuales y expolíticos se reúnen periódicamente con un objetivo concreto: preparar una candidatura presidencial independiente capaz de ganar las elecciones de 2018.

Un cónclave reciente se realizó en una casa ubicada en Lomas de Virreyes, donde el anfitrión, Diego Fernández de Cevallos, ofreció una cena a los invitados que hablaron largamente del tema.

Entre los asistentes estaban Juan Ramón de la Fuente, Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camín, Ángeles Mastretta, Federico Reyes Heroles, Fernando Gómez Mont y Pedro Sáez, entre otros.

Diego y Gómez Mont son los encargados de revisar toda la parte jurídica de la candidatura, a fin de que no haya ningún tropiezo para presentarla en tiempo y forma, sin detenerse en los obstáculos que les pudieran poner en el camino.

La candidatura va y a sus impulsores les sobran los motivos para, según ellos, explorar la vía independiente y a través de ella ganar la presidencia en 2018.

Estas reuniones están muy lejos de ser encuentros de tipo social o tertulias de sobremesa.

Hay establecida una ruta crítica y un método para ir ensanchando el número de personalidades que abrazan este proyecto que ya está en marcha. Van sumando personalidades de diez en diez.

De lo que se trata, entre otras cosas, es de quitarle a López Obrador la estrella de la candidatura de la oposición. Arrebatarle el suéter amarillo, para decirlo en el léxico del ciclismo profesional.

Según algunos de los asistentes, en este grupo hay la convicción de que sólo desde una candidatura independiente se le puede ganar a López Obrador en 2018, dado el desgaste de los partidos tradicionales.

Por el momento no hay definido un candidato presidencial que represente esta combinación de personajes de distintas y hasta opuestas visiones ideológicas, porque hasta ahora no ha llegado el momento de dar ese paso.

Sin embargo, sólo se habla de dos nombres: Juan Ramón de la Fuente y Jorge Castañeda.

Ambos tienen sus inconvenientes y sus ventajas. De La Fuente fue secretario en el gabinete de Ernesto Zedillo, trae ese sello, aunque como rector de la UNAM pudo construir una personalidad propia que ha mantenido hasta ahora.

En su favor está ese mismo hecho: cuenta con experiencia de gobierno y no llegaría a Los Pinos a improvisar.

Jorge Castañeda fue secretario de Relaciones Exteriores en la primera parte del gobierno de Vicente Fox, cargo al que renunció para ser candidato independiente, lo que le fue negado por una legislación que ahora ya se modificó.

Según los integrantes de este grupo, el candidato que de ahí salga será el próximo presidente, pues López Obrador sólo es fuerte si contiende contra candidatos de partidos tradicionales y no frente a uno surgido de la sociedad civil.

Ni PAN, ni PRI ni PRD van a poder con AMLO, debido a su desgaste. Es lo que opinan, pero de ello hablaremos más adelante.

Twitter: @PabloHiriart

También te puede interesar:
Para Guerrero, la receta Oaxaca
La emboscada del jueves
Venezuela, hora de actuar