Opinión

¿Preparado para el pago del ISR?

 
1
 

 

SAT

Arrancó abril y también el pendiente de hacer la declaración anual del Impuesto sobre la Renta para reportar a nuestro 'principal socio' (Hacienda) cómo nos fue con los ingresos en 2015. En ese entorno, además de poner manos a la obra para buscar pagar lo menos posible, es importante ser conscientes de la planeación que debemos ejercer para que en el siguiente periodo tengamos todo bajo control.

En el corto plazo, estas obligado si obtuviste ingresos mayores a 400 mil pesos; si dejaste de prestar servicios antes del 31 de diciembre; si obtuviste ingresos de dos o más patrones en forma simultánea; si tienes otros ingresos acumulables además de salarios; o si percibiste ingresos de empleadores sin la obligación de hacer retenciones, como es el caso organismos internacionales.

Pero también toma en cuenta que puedes declarar aunque no estés forzado, si tus gastos deducibles te llevan a obtener una devolución de impuestos.

Considera los siguientes rubros: donaciones, seguros de gastos médicos, consultas médicas o dentales, colegiaturas, transportación escolar, gastos funerarios, intereses hipotecarios o aportaciones voluntarias para el retiro.

Todas las deducibilidades tienen sus límites y condiciones, por eso es prudente guardar todos los soportes necesarios y saber con antelación las condiciones para cumplir con los requerimientos impuestos.

Esto nos hace pensar en una visión de largo plazo para evaluar si estamos inscritos en el régimen fiscal que conviene a nuestros intereses y características de actividad, además de ir cubriendo a lo largo del año los requerimientos de las deducibilidades.

De otra manera, llegaremos de nuevo a abril de 2017 y nos encontraremos con que no se cumplen los requisitos. Por ejemplo, los donativos deben realizarse a instituciones que tengan autorización; algunos pagos tienen que ser realizados con cheque nominativo, transferencia electrónica o tarjeta de crédito; en el caso de la transportación escolar debe ser obligatoria o incluida en la colegiatura para todos los alumnos y señalada por separado en el comprobante correspondiente.

Consulta los detalles en www.sat.gob.mx

Con esto se pueden tomar decisiones tan importantes como comprar un auto por arrendamiento, contratar un crédito hipotecario, llevar a cabo un procedimiento quirúrgico, hacer aportaciones a la Afore o comprar un seguro de gastos médicos mayores, entre muchos otros aspectos.

Pagar nuestros impuestos es un deber, pero también lo es hacer la mejor planeación financiera para hacer rendir los ingresos.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
Finanzas para ingresos inciertos
Compra de auto, ¿inversión, lujo o necesidad?
¿Qué hacer cuando el trabajo no está seguro?