Opinión

Precriterios

1
    

  

Secretario de Hacienda, Luis Videgaray

La secretaría de Hacienda envió al Congreso, como es su obligación, los Precriterios para el Paquete Económico de 2017. En ese documento se da la idea general de cómo está la economía en este momento y qué se espera para el año próximo, de manera que todos tengan una base común para la construcción del Presupuesto. Bueno, eso es la teoría. En la realidad, no creo que tenga mucha utilidad en el Congreso, pero a nosotros sí nos sirve saber que Hacienda espera que en este año la deuda total se incremente en 3.5 puntos del PIB, que esperan que Pemex produzca poco más de 2.1 millones de barriles diarios, y que los vamos a vender, en promedio, a 25 dólares cada uno.

Es decir, como ya lo comentamos en innumerables ocasiones, tenemos un problema con las finanzas públicas, y no quieren subir impuestos porque ya dijeron que no lo harían, de forma que sólo nos quedan dos opciones: más deuda o menos gasto. En este año, a pesar de la reducción de gasto de 132 mil millones de pesos que se anunció en febrero, la deuda crecerá, como ya veíamos, en 3.5 puntos del PIB, que son algo así como 600 mil millones de pesos. Para el próximo año, el gobierno propone reducir el gasto en 175 mil millones de pesos. Eso significaría que, si todo sigue constante, nomás nos van a faltar como 400 mil millones el próximo año, que también tendremos que conseguir a crédito. Ese recorte creo que ya va a complicar la operación del gobierno, así que reducir aún más el gasto, sin un trabajo muy detallado y gran fuerza política, es imposible.

Este gobierno ya no tendrá fuerza política suficiente, porque inicia su salida. Tan no la tiene, que por eso no sube impuestos.

Como quiera, sería una ganancia que la deuda nada más creciera 2.5 puntos el próximo año. Ya hemos comentado que al ritmo que vamos, para 2020 estaremos en el límite razonable de endeudamiento.

Evitar un problema mayor implica que este gobierno entregue la administración con el menor déficit posible. No creo que lleguen a cero, pero si llegamos a 1.0 o 1.5 puntos del PIB me daría por bien servido.

Y al siguiente gobierno le tocará una reforma fiscal amplia, que permita incrementar la recaudación de México a un nivel razonable. Insisto en que el gobierno mexicano gasta poco (además de hacerlo mal en muchos casos y de la corrupción, y todo lo demás).

Necesitamos incrementar el gasto en seguridad y justicia al triple, para que medio funcione; necesitamos cubrir el crecimiento de las pensiones (y que no nos vuelvan a cargar el costo a nosotros); necesitamos un sistema de salud y seguridad social universal; necesitamos más recursos para algunas inversiones que el gobierno debe hacer, porque nadie más las haría.

Ahora, el asunto es de dónde sacamos ese dinero. Aunque falta para eso, más vale que lo vayamos discutiendo. Hay que generalizar el IVA, hay que discutir la participación de utilidades a trabajadores, hay que forzar a gobiernos estatales y municipales a cobrar predial y otros impuestos diferentes al de nómina. Y no va a haber una reducción en ISR, que muchos insisten en promover. Es simplemente un tema aritmético. Quien quiera tener una idea más clara de qué debemos hacer, puede ver la información de la Unión Europea y la OCDE, para comparar cuánto gastamos, en qué, y cómo lo financiamos. Porque no es un asunto de gustos: las naciones modernas exigen gobiernos que gasten mucho, y eso no va a cambiar nada más por nuestro gusto.

El autor es profesor de la Escuela de Gobierno, Tec de Monterrey.

Twitter:
@macariomx

También te puede interesar:
Inútiles
A la hoguera
Danza global