Opinión

Por qué van a subir los salarios

Ya están las cartas sobre la mesa. Ayer, Miguel Mancera presentó su amplio (98 páginas) y denso documento denominado “Política de Recuperación del Salario Mínimo”.

Hace un par de días, el PAN dio a conocer que ya había conseguido el número suficiente de firmas para proponer formalmente que el tema del “salario digno” esté en las boletas electorales de 2015 como tema de consulta popular.

Y, también, el sector privado, los sindicatos y el gobierno, insistieron esta semana en que el asunto se discutirá en el seno de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos en noviembre, y nada más.

Así que el debate está puesto en la mesa y seguramente va a darse con amplitud en los siguientes días y semanas.

Lo seguiremos.

Pero, ahora quiero referirme a un asunto cercano pero diferente. Se trata de la tendencia alcista que va a surgir en los salarios manufactureros, y que al final de cuentas debe traducirse en todos los demás.

Ya le he comentado que la tendencia de los salarios medios del sector formal ha sido diferente a la de los mínimos.

Entre enero de 2000 y julio de este año, el salario mínimo real cayó 5.6 por ciento, de acuerdo con datos que pueden encontrarse en la página de la Secretaría del Trabajo federal.

Sin embargo, el salario medio de cotización en la industria manufacturera creció 30.9 por ciento en términos reales en el mismo lapso.

Es decir, en uno de los sectores más dinámicos de la economía, los salarios reales sí han crecido, a una tasa real de 1.9 por ciento anual en promedio.

Cuando se habla con inversionistas del sector, que analizan la localización de sus plantas, prácticamente sin excepción uno de los temas que evalúan en primerísimo lugar en este momento es la disponibilidad de mano de obra calificada o susceptible de ser calificada de manera rápida.

Anecdóticamente, en algunos lugares de la frontera, donde están instaladas industrias exportadoras, las denominadas antaño como maquiladoras, ya hay un pirateo sistemático de mano de obra, que es uno de los temas que están presentes en sus análisis y evaluaciones.

Si usted es ingeniero geólogo, petrolero, o de alguna rama afín; si es un técnico en troquelado y estampado, por citar sólo dos ejemplos, va a tener diversas ofertas laborales en el próximo lustro. Podrá elegir.

Claramente puede perfilarse una tendencia alcista en los salarios reales de la industria manufacturera por un crecimiento de la demanda laboral.

Es elemental, cada ocasión que la mano de obra escasea los salarios suben.

Pero, ¿sabe qué?, para las industrias involucradas el tema salarial va a ser menor.

En la industria automotriz, los salarios reales crecieron 11.4 por ciento entre 2007 y 2013, y ese crecimiento no inhibió ninguna inversión.

Nuestros salarios siguen muy bajos con relación a otros países. Es mucho más importante que haya disponibilidad de trabajadores calificados.

Las empresas, digan lo que digan los políticos o los líderes empresariales, van a pagar más en la manufactura, porque necesitan a los trabajadores.

Twitter: @E_Q_