Opinión

¿Por qué subió la gasolina?

 
1
 

 

¿Por qué subió la gasolina?

A nadie le gusta que suba la gasolina. Perdón, preciso: a quien sí le cayó bien el incremento fue a Hacienda. Más aún, todo indica que más que caerle bien, lo necesitaba.

Veamos algunos hechos.

1.- El año pasado se acordó mantener fijo, tras varios años de aumentos, el precio de las gasolinas en México y la Magna se ubicó en 13.57 pesos. Entre 2011 y el final de 2014 el incremento había sido de 3.58 pesos, equivalentes a 37 por ciento en el caso de la Magna.

2.- Luego, en el arranque de 2016 se tomó la decisión de bajar el precio a 13.16 pesos, pero se hizo mediante un mecanismo en el que se fijó una banda de 3.0 por ciento, sobre la cuál fluctuaría el precio del combustible, dependiendo de las condiciones del mercado internacional. Es decir, se dejó abierta la posibilidad de que el precio aumentara.

3.- El precio de la gasolina Premium ya había tenido fluctuaciones en este año. Bajó en febrero, subió en abril, luego volvió a bajar en mayo y a subir en junio.

4.- Desde el cierre de 2015 hasta el 27 de junio, el precio promedio de la gasolina regular en Estados Unidos se incrementó 14.2 por ciento en dólares, mientras que la devaluación del peso frente al dólar fue de 8.0 por ciento. Así, el incremento en pesos de la gasolina importada fue de 23.3 por ciento.

5.- Como resultado de lo anterior se cerró el diferencial entre los precios de México y Estados Unidos (EU). En diciembre pasado el precio en pesos del equivalente a un litro de gasolina regular en EU era de 9.22 pesos, mientras que la Magna costaba 13.57 pesos, es decir, había un diferencial de 47 por ciento. Antes del nuevo incremento, ese diferencial era de 14.8 por ciento.

6.- Como le comentamos antes, sin duda uno de los factores que debió haber pesado en la decisión de subir el precio de las gasolinas es el resultado de las finanzas públicas. La generación del IEPS a las gasolinas, derivado del diferencial de precios entre la gasolina importada de EU y la vendida en México, compensaba parcialmente la caída de los precios del petróleo. Hoy conoceremos los resultados de finanzas públicas para mayo. Sin embargo, lo más probable es que el monto se haya reducido. El incremento anunciado ayer ampliará el IEPS, lo que se suma al recorte al gasto recientemente anunciado, para apuntalar el objetivo de alcanzar un superávit primario.

7.- En términos de tasa anual, el precio de la gasolina no impactará en los precios al consumidor, pues el nivel de 13.40 que tendrá a partir de julio todavía está 1.25 por ciento por abajo del nivel que tenía un año antes. Sin embargo, sí habrá un incremento en el porcentaje mensual en julio de 1.8 por ciento.

Sin duda el incremento de las gasolinas tendrá un costo político y un beneficio financiero para el gobierno. ¿Justifica el uno al otro? Usted decida.

BANXICO
El tipo de cambio tuvo un comportamiento ordenado en los últimos días.

La cotización de ayer ya sólo está 1.4 por ciento arriba del nivel preBrexit. Con este contexto me parece que aumenta la posibilidad de que el Banxico decida dejar pendiente un aumento de las tasas de interés. En el extremo, creo que sólo las aumentaría en un cuarto de punto.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Creceremos menos?
El dilema del Banco de México
Ya sólo falta que gane Trump