Opinión

¿Por qué Slim dejó pasar un contrato por mil mdd con Pemex?

  
1
  

  

Slim. (Especial)

En un giro sorpresivo, Grupo Carso se bajó de la licitación de uno de los contratos más grandes que Pemex ha liberado en los últimos meses, referente a “Servicios de compresión de gas Ca-Ku-A1” por alrededor de mil millones de dólares, ¿acaso sabrá que la licitación ya tiene dedicatoria?

Ayer, Carso Energy, junto con Carso Perforación y Servicios, enviaron una carta de declinación a la petrolera nacional que le deja el camino libre a CN Energy Servicios, creada el 20 de enero pasado con un capital de cinco mil pesos, sólo diez días después de que se lanzara la licitación del contrato PEP-CAT-S-GCSEYP-00045126-17-1, y que hemos dado cuenta y seguimiento en este espacio.

Desde abril pasado te he advertido de este escenario. Recordemos que CN Energy Servicios se encuentra ubicada en la misma dirección de Sinea Corp. (según consta en el acta número 2225 de la Notaría 250 de la Ciudad de México), una de las múltiples empresas de Mariano Hernández Palmeros, quien posee también Sistemas Integrales de Compresión, a los que Pemex les amplió un contrato de 500 millones de pesos aun estando inhabilitada, y que supuestamente recibieron favores de José Serrano Lozano, exdirector de Pemex Perforación y Servicios, de acuerdo con una denuncia que persigue la Secretaría de la Función Pública.

Como señalé en entregas anteriores, este proceso concursal de una de las licitaciones más grandes de la petrolera nacional ha estado manchado por evidentes malos manejos por parte de los funcionarios públicos encargados de evaluar las propuestas de los licitantes.

Entre los funcionarios de Pemex involucrados: Artemio Josefath Tijerina Torres, Carlos Mario Martínez Gil, Mario Valle Paz, Mario García Guerra, Juliana de la Torre Azuara y Fernando Meléndez Vázquez; todos ellos avalados por Arturo Musalem Solís, gerente de Contrataciones para Servicios a la Explotación y Perforación; Juan Carlos Reyna Carrera, gerente de Proyectos de Infraestructura Marina; y Miguel Ángel Lugo Valdez, coordinador de Procura y Abastecimiento para Exploración y Producción.

Resulta un insulto para empresas serias, de grupos empresariales gigantescos y con experiencia más que probada como Grupo R y Dragados Offshore, que una empresa de reciente creación se haya colado hasta las finales de la licitación y esté a un paso de coronarse con ese contrato que no quiso Carlos Slim.

El caso ha llamado la atención de la prensa internacional, que ya le está dando seguimiento.

TAPIA, EL DAÑO COLATERAL

En medio del fango creado en torno al escándalo Odebrecht-Lozoya salió a relucir el nombre de Construcciones Industriales Tapia como un supuesto recomendado por parte del exdirector de Pemex para asociarse con la brasileña y así ganar contratos, esto de acuerdo con declaraciones de Luis Alberto de Meneses Weyll, exdirector de Odebrecht en México. Al respecto, un par de apuntes:

-La relación de Pemex con Tapia viene desde años atrás de la llegada de Lozoya, de hecho, el boom de Tapia no llegó en 2012 como han afirmado versiones; incluso su primer contrato con Pemex Refinación llegó en 2011 luego de haberse formado como subcontratista de ICA FLUOR.

-La primera vez que Juan Carlos Tapia (dueño de la empresa) y Emilio Lozoya se conocieron fue en febrero de 2015, antes no se habían visto las caras, de acuerdo con las agendas oficiales.

-Tapia participó como subcontratista en un par de proyectos de Odebrecht con Pemex, pero a ese nivel, no como socios.

Correo: atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter: @Atzayaelh

También te puede interesar:
El primer rescate de la Reforma Energética
¿Y el ganador de la revolución energética será...?
¿Y si nos quedamos esos yacimientos?