Opinión

¿Por qué la IP quiere un consejo fiscal?

 
1
 

 

coparmex

Ahora no es el FMI el que le propone a México introducir un consejo fiscal independiente que apoye al gobierno en el cumplimiento de las metas de reducción del déficit fiscal y de la deuda pública.

Esta vez son los organismos empresariales los que recomiendan al gobierno mexicano crear una institución de ese tipo para garantizar la estabilidad macroeconómica del país.

“Hemos presentado una propuesta de fortalecimiento institucional, que particularmente está orientada a la conformación en México de un consejo fiscal independiente”, dijo a EL FINANCIERO Bloomberg Gustavo de Hoyos, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

“Ya son 47 los países en el mundo que paulatinamente han ido adoptando esta modalidad”, agregó. 

Estados Unidos, socio de México en el TLCAN, cuenta con ese mecanismo; en Europa lo tienen al menos ocho países. Y en América Latina lo tienen Colombia, Chile y Perú, socios de México en la Alianza del Pacífico, por lo que nuestro país “está llegando tarde a esta cita”.

El presidente de la Coparmex preguntó “por qué es importante un consejo fiscal independiente”, para luego responder que es la vía para llevar una adecuada planeación tanto de los temas de presupuesto y endeudamiento como de gasto público.

Es también una figura para favorecer una mejor toma de decisiones de finanzas públicas, “cuando hay elecciones políticas o cambios de alternancia normales en las democracias”.

La propuesta de la Coparmex es que el consejo fiscal lo integren cinco ciudadanos destacados, aprobados por el Poder Legislativo para un periodo de cuatro años.

En paralelo, pero en una pista diferente, el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado, organismo de análisis dependiente del Consejo Coordinador Empresarial, anunció una propuesta para crear un consejo fiscal autónomo o independiente que evite desórdenes en las finanzas públicas.

El CEESP, uno de los impulsores más activos de esa figura, inició una consulta para el diseño de un consejo fiscal, cuya iniciativa podría ser discutida en el Congreso de la Unión durante el primer periodo ordinario de sesiones de 2018 para que se establezca lo más pronto posible.

“No importa qué partido ni qué grupo de gente estén en el poder, pues hemos visto que aun con técnicos reconocidos se han rebasado los niveles de deuda y los parámetros necesarios para cuidar el poder adquisitivo” de los mexicanos, que es lo que está en juego cuando hay un desorden fiscal, dijo a este reportero Luis Foncerrada, director general del CEESP.

“Sin importar quién quede (en la presidencia), tenemos que hacerlo y lo ideal sería que lo estuviéramos aprobando para que inicie durante 2018, aunque no al principio, sí en algún momento del año”, abundó.
Las propuestas del sector privado sobre el tema se suman a la reiterada recomendación del FMI, por lo que es algo que se debe debatir y no echar en saco roto.

Está probado que los países que cuentan con un consejo fiscal tienen mejores resultados en sus finanzas públicas. Veremos si camina en México ante el surgimiento de opciones populistas que pudieran atentar contra los mecanismos de disciplina fiscal.

Opine usted: vpiz@elfinanciero.com.mx

Twitter: @VictorPiz

También te puede interesar:
​El peso vuelve a 'estar de moda'
¿Cuál es la tasa 'terminal' de Banxico?
​¿Condenar a México al atraso?