Opinión

¿Por qué nos importa
la fuerte caída en
el precio de la luz?

  
1
  

  

Plug de corriente eléctrica

Si la tendencia continúa, quienes vivimos en México nos subiremos a una catapulta. Van los datos.

Entre 0.9 y 2.1 puntos porcentuales más al PIB, anualmente. Muy macroeconómico. Va de otro modo: hasta 210 dólares más para cada uno de los 120 millones de mexicanos, cada año.

Son cantidades sumables. Al segundo año, otros 210 más para usted, más los 210 dólares del año pasado y así subsecuentemente.

Ése es el peso que podría traer el resultado de una sola estrategia que ya está en marcha: igualar las tarifas eléctricas industriales en México con las que pagan los estadounidenses.

No es mía la estimación de ese dinero adicional. Es del FMI, de acuerdo con la Secretaría de Energía.

Esos datos fueron presentados durante la nublada tarde del jueves antepasado en el Instituto de las Américas en La Jolla, California.

¿Y cómo vamos en la encomienda de abaratar esa materia prima?

Cifras de la CFE, dirigida por Enrique Ochoa Reza, revelan avances. En un año las tarifas industriales cayeron 25 por ciento.

Hasta marzo, el costo promedio de cada kilowatt hora pagado por las fábricas en México fue de 1.34 pesos. ¿Y cuánto pagaron durante el mismo mes en Estados Unidos? El equivalente a 1.08 pesos. ¿Conclusión? Nos falta para llegar a la meta, pero ya la tenemos a la vista.

¿Por qué nos ayudará tanto la baja en electricidad? Está fácil: es bien atractivo poner una fábrica en México. Estamos cerca de EU y podemos vender a medio mundo sin pagar aranceles. Lo que nos criticaron siempre fue el precio de prender la luz o un robot, de este lado de la frontera.

Las pruebas son evidentes. No hablemos de miles de millones de pesos que llegan de GM, Ford, BMW o KIA, tampoco de que la ahora multinacional Bimbo, de Daniel Servijte, quiere dejar a proveedores privados para regresar con la CFE.

No. Hablemos de que Ricardo Tadeu había dicho en enero que invertiría dos mil 200 millones de pesos en una nueva planta cervecera de Grupo Modelo en Hunucmá, ¡Yucatán! ¿No que todo pasaba en el Bajío?. Pero Tadeu ya se arrepintió.

El viernes dijo que quiere invertir esos dos mil 200 millones, pero dos mil 800 millones de pesos más que costará adicionalmente una nueva fábrica de latas en ese pueblo en el que hoy con suerte opera una gasolinera y un muchacho que vende celulares frente a la plaza.

Twitter: @ruiztorre

1
Evidente: Casas para ermitaños

Autosuficiente. “Vive en donde quieras en esta portátil pequeña casa en forma de huevo que usa energía renovable”, publicó Slate la semana pasada respecto de Ecocapsule, un producto de Nice Architects, presentado la semana pasada en el Pioneers Festival de Viena. Las venderán a partir del último trimestre del año. Aún no revelan el precio, pero el traslado desde su origen en Eslovaquia, hasta Nueva York, costará dos mil 200 euros. ¿Y al DF? ¿Le ayuda saber que a Buenos Aires el envío costará mil 800 euros?

Ecocapsule

También te puede interesar:
​Lo que disgusta a las petroleras de la reforma energética
​Tres preguntas para saber si es hora de vender la empresa
​Tres escenas desapercibidas durante el “Davos” de Riviera Maya