Opinión

¿Por qué necesitamos modelos económicos?

 
1
 

 

Krugman.

He estado intentando analizar el documento que Chris Sims presentó a finales del mes pasado durante la conferencia de la Reserva Federal, en Jackson Hole, Wyoming, sobre el dominio fiscal de la política monetaria, y como que se me está dificultando.

El Sr. Sims, economista de Princeton, sugiere que realmente es una cuestión simple, oscurecida por las complejidades de los modelos económicos formales.

Pero me temo que inadvertidamente nos está dando una demostración de la forma en que los modelos formales de hecho pueden ser útiles para controlar los argumentos verbales que parecen plausibles pero que no se sostienen. Éste, por cierto, es un problema con el que me he topado bastantes veces al hablar con partidarios del 'helicóptero del dinero' (por ejemplo, estímulo monetario agresivo), que como que es la dirección que está tomando el Sr. Sims.

Para ser claro, estoy completamente a favor de la expansión fiscal con cualquier excusa. Incluso soy renuente a cuestionar los argumentos del dinero en helicóptero, por miedo a que mi escepticismo intelectual sirva de arma para los que siguen poseídos por instintos de austeridad. Pero, de todas formas, pienso que tengo que dar mi opinión en este tema.

Esto es lo que piensa el Sr. Sims sobre la política fiscal: “La expansión fiscal puede reemplazar una política monetaria ineficaz en el límite inferior cero, pero expansión fiscal no es lo mismo que financiar el déficit. Requiere déficits que apunten a (y que estén acondicionados para) generar inflación. Los déficits deben verse como financiados con inflación futura, no con impuestos futuros o recortes al gasto” (lea aquí el documento: bit.ly/2c9MZ2F).

Pienso que está diciendo que la expansión fiscal sólo sirve si lleva a un aumento en la inflación esperada. O tal vez no; la verdad es que no estoy seguro, lo que es un problema con los argumentos excesivamente verbales. Pero, ciertamente es algo que he escuchado de la gente del tipo 'helicóptero del dinero', quienes advierten que algo como la equivalencia ricardiana socavará la expansión fiscal a menos que se financie con dinero.

Sin embargo, es un malentendido de la equivalencia ricardiana, en dos niveles. Primero, como lo he intentado explicar repetidas veces, un incremento temporal en las compras del gobierno de bienes y servicios no será compensado por expectativas de impuestos futuros, incluso de aplicar por completo una equivalencia ricardiana.

En segundo lugar -menos relevante para el Sr. Sims pero muy relevante para otra gente helicóptero-, un déficit financiado a final de cuentas por inflación es la misma carga para las familias que uno ultimadamente financiado por impuestos ordinarios, porque la inflación es cierto tipo de impuesto sobre los que tienen dinero. Desde el punto de vista ricardiano, no hay ninguna diferencia.

Entonces, estoy intentando identificar exactamente qué dice el Sr. Sims. ¿Cuál es su modelo? El modelo de trampa de liquidez que concebí en 1998 es progresista e incorpora implícitamente la restricción del presupuesto gubernamental, pero no se parece a lo que dice el Sr. Sims.

¿Exactamente qué está haciendo distinto? Me siento confundido.

Twitter: @paulkrugman

También te puede interesar:
La dañina obsesión de Alemania con la austeridad
Paralización macroeconómica en todo el mundo
La mitología del impuesto a la propiedad

>