Opinión

¿Por qué fallan las previsiones económicas?

 
1
 

 

Paquete Económico 2017

En los últimos años hemos observado una falla sistemática de los pronósticos en materia de crecimiento del PIB. De manera regular se han tenido que revisar a la baja tanto en México como a nivel internacional.

¿Por qué tal recurrencia de errores? ¿Es algo que va a repetirse en el futuro?

Antes de responder a esas interrogantes, veamos algunos datos.

Los errores han sido generalizados. No son privativos del gobierno, las instituciones internacionales o los economistas del sector privado.

Hagamos un breve recuento. En 2012, cuando se presentó el Paquete Económico, se anticipaba un crecimiento del PIB de 3.5 por ciento para 2013; los economistas del sector privado preveían entonces un crecimiento promedio de 3.45 por ciento. El resultado fue de 1.4 por ciento, menos de la mitad.

El pronóstico oficial para 2014 fue de 3.9 por ciento frente a un estimado de los analistas privados de 3.6 por ciento en la fecha en la que se entregó el Paquete Económico. La realidad es que resultó de 2.2 por ciento.

Para 2015, la historia se repitió. Hacienda estimó un 3.7 por ciento y los expertos del sector privado pronosticaron en promedio 3.8 por ciento. El resultado real fue de 2.5 por ciento.

Finalmente, para 2016 la expectativa contenida en el Paquete Económico marcaba un punto medio del rango propuesto en 3.1 por ciento mientras que el sector privado anticipaba 2.8 por ciento. Y la realidad es que el pronóstico prevaleciente entre los expertos hoy es que terminemos este año con 2.1 por ciento.

Para 2017 Hacienda estima un crecimiento de 2.5 por ciento y los especialistas del sector privado le apuntan a un 2.4 por ciento.

Si se mantiene el patrón que le he reseñado, se podría esperar que el crecimiento efectivo del próximo año sea menor.

¿Por qué los errores sistemáticos? Porque en general se han sobreestimado los factores que influyen positivamente en el crecimiento y subestimado los que afectan negativamente.

En el caso de 2013 y 2014, me parece que hubo un mal cálculo de factores como el retraso en el ejercicio del gasto público; de la incertidumbre que se abriría con la reforma fiscal y del efecto recesivo que ésta pudiera tener.

En 2015, la falla principal fue referida a los precios del petróleo. El estimado fue de 81 dólares por barril al enviar el Paquete Económico y el resultado fue de 43 dólares.

Para 2016, quizás el problema principal derivó de un estimado de crecimiento de la producción industrial de EU, que no ocurrió. Los Criterios Generales de Política Económica preveían un alza de 2.7 por ciento; en lugar de ello, hubo una caída de 0.9 por ciento. Además, se estimaba el petróleo en 50 dólares en promedio y lo más probable es que quede en 36 dólares promedio.

Para 2017, me parece que el factor clave que podría incidir en el crecimiento tiene que ver con el proceso electoral de Estados Unidos.

No conocemos aún el resultado y no sabemos cuál puede ser su impacto en el desempeño tanto en la economía norteamericana como la mexicana.

Por ejemplo, si ganara Trump, al margen de lo que realmente hiciera en el gobierno, tendríamos un periodo de incertidumbre que podría afectar las inversiones. Pero, aun si ganara Hillary, no estaría claro hasta dónde iría con los cambios fiscales que ha planteado y cuál sería su efecto.

Hay que considerar escenarios que tomen en cuenta esos riesgos.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Una discusión civilizada
El dólar, ¿símbolo o variable económica?
¿Frenará el dólar la autoridad?