Opinión

¿Por qué el glifosato es peligroso para los humanos?

 
1
 

  

pesticida

El glifosato es un producto químico usado como herbicida el cual originalmente se conoció como “Roundup”. Por años los agricultores han rociado la maleza con cientos de millones de kilogramos de ese producto químico que con creciente alarma se le considera desde la última década carcinógeno humano.

En la aplicación del ingrediente clave del producto distintivo de Monsanto se han utilizaron globalmente 8,600 millones de kilogramos de fibra de glifosato desde que el producto se comercializó por primera vez en 1974, el cual se considera y ha sido declarado el herbicida más dañoso en la historia del combate a la maleza.

El economista agrícola de EU Chuck Benbrook descubrió que “el aumento global de su uso ha coincidido con la creciente evidencia de que el glifosato puede ser perjudicial para la salud humana”.

Mary Ellen Kustin, analista de políticas ambientales en el “Environmental Working Group”, en un comunicado a la prensa mencionó que “el uso de glifosato combinado en los cultivos modificados genéticamente ha generado una amenaza de salud pública y ha dañado cultivos en EU como en el resto del mundo”.

“La pulverización del producto se ha incrementado varias veces al año en la mayoría de las áreas de cultivo de EU. El gran consumo de este herbicida tóxico de Monsanto, es una clara muestra de que la dependencia de ese producto químico es una costumbre que ha causado mal”. (M. E. Kusting).

El glifosato fue descubierto en 1950 por el Dr. suizo Henri Martin, quien rápidamente aprendió que no iba a ser útil para su compañía farmacéutica. El Dr. John Franz, químico de Monsanto, se dio cuenta de que el glifosato funcionaría como herbicida en 1970 y el Roundup basado en glifosato se estrenó en 1974. Pero el Roundup eliminó las malas hierbas, pero también eliminó los cultivos sanos. El producto químico no prosperó en el mercado hasta 1996 cuando Monsanto estrenó variedades de soja, maíz y algodón tolerantes a herbicidas genéticamente modificados.

Debido a la tecnología tolerante a los herbicidas, el uso de glifosato por parte de los agricultores estadounidenses experimentó un aumento de 20 veces entre 1995 y 2014 y su uso aumentó de 5.7 millones de kg. a 114 millones de kg. A medida que la siembra de maíz y soja genéticamente modificados se hizo cada vez más común, también lo hizo el uso de glifosato. El 74 por ciento del uso de glifosato en los cultivos ha sucedido en los últimos 10 años.

Pero a medida que aumentó el uso de glifosato, también lo hizo la tolerancia de las malezas al agente químico. Más de 20 especies de malezas se han vuelto resistentes al ingrediente en los últimos años, lo que ha llevado a los agricultores a aumentar el uso del producto.

Fuente:
Food and Health and Sarah Sloat.

Twitter: @SalvadorGLignan

También te puede interesar:
Industria que contamina sin humo
El grave problema del plástico II
El grave problema del plástico I