Opinión

Por qué cambiará el contrato colectivo de Pemex

Uno de los resultados de la reforma energética será el cambio en el contrato colecctivo de Pemex, por lo menos en materia de pensiones.

Permítame explicarle por qué:

El sindicato petrolero, a través de quien se convirtió en su vocero de facto, el diputado Ricardo Aldana, todavía insistía el jueves pasado en que estaba en contra de la redacción del artículo tercero transitorio de la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria en el que se habla de las condiciones que deben cumplirse para que la deuda por pensiones se convierta en deuda pública.

“Claro que estamos dispuestos a revisar el contrato colectivo pero que no nos digan que cambiemos a cuentas individuales ni que cambiemos la edad de jubilación”.

Pues sí se los dijeron los legisladores con todas sus letras.

Dice el texto aprobado: “Las modificaciones deberán contemplar, al menos, que las pensiones y jubilaciones de los trabajadores de nuevo ingreso sean financiadas bajo esquemas de cuentas individuales… y que se contemple un ajuste gradual a los parámetros para determinar las pensiones de los trabajadores activos, incluyendo la edad de retiro, para reflejar el cambio en la esperanza de vida…”.

Así que la redacción tuvo todo lo que rechazaba el sindicato. Pero incluso fue más allá. Se estableció también la condición de que Pemex implemente un programa de austeridad en el gasto y además que la Auditoría Superior de la Federación realice una auditoría específica respecto al pasivo laboral de Pemex, de la cual se derivarían procedimientos penales en caso de detectar responsabilidades.

Como le hemos comentado en este espacio desde la semana pasada, el sindicato petrolero tiene la prerrogativa de decirle a Pemex: no me gustan esos cambios y se quedarían en los mismos términos que tienen hoy los pasivos por concepto de pensiones.


Sin embargo, creo que no va a suceder así.

Al examinar las listas de las votaciones realizadas en la madrugada del sábado, se encuentra que de los 326 votos a favor que tuvo este dictamen, 200 fueron del PRI. Ningún legislador del tricolor votó en contra pero hubo 13 que estuvieron ausentes.

Se hubiese pensado que quizá Ricardo Aldana iba a ausentarse si no quería saltarse la disciplina partidista. Pero no, votó a favor de lo que días antes dijo estar en contra.

Quizás la explicación está en otra ley.

El artículo 106 de la Ley de Petróleos Mexicanos, aprobada la semana pasada, en su fracción V establece lo siguiente:

“Las obligaciones constitutivas de deuda pública de Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas subsidiarias no constituyen obligaciones garantizadas por el Estado mexicano”.

Es decir, aunque el pasivo derivado de las pensiones era y es deuda pública al aprobarse la nueva ley, ya no está garantizada por el Estado mexicano.

Seguiremos con el tema mañana.

Twitter: @E_Q_

Coordenadas, ahora por TV, en el canal de El Financiero Bloomberg. A partir de hoy, todos los lunes a las 10 PM en el canal 150 de los sistemas de televisión restringida.