Opinión

¿Podrían fallar las encuestas en la elección de EU?

 
1
 

 

¿Podrían fallar las encuestas en la elección de EU?

¿Están engañando los votantes norteamericanos a los encuestadores?

Hasta ayer, el promedio de las encuestas que calcula RealClearPolitics, daba una ventaja de 5.5 puntos a Hillary Clinton sobre Donald Trump.

Pese a ello, hay quienes piensan que Trump aún tiene buenas posibilidades de ganar porque las encuestas no están reflejando las verdaderas intenciones de voto.

El argumento se basa, entre otras cosas, en dos hechos que se presentaron este año.

El primero se refiere al Brexit. El promedio de las encuestas publicado por el Financial Times cerró su conteo con una preferencia de 48 por ciento por permanecer en la Unión Europea contra un 46 por ciento a favor de salir (51 a 49 en términos netos).

El resultado fue 51.9 por ciento a favor de salir contra 48.1 por ciento a favor de permanecer.

El segundo es el plebiscito por la paz en Colombia.

Las encuestas más desfavorables al proceso de paz indicaban una preferencia bruta de 55 por ciento a favor del acuerdo por 36 por ciento en contra (60 a favor y 40 en contra en términos netos).

El resultado fue de 50.2 por ciento por el no y 49.8 por ciento por el sí.

Las encuestas fallaron.

Pero lo más probable no es que los electores hayan mentido respecto a su intención de voto, sino que muchos no acudieron a votar.

En el caso de Colombia la tasa de participación fue de apenas 37.4 por ciento. Es decir, quienes se pronunciaron por el NO y ganaron fueron sólo el 18.8 por ciento de los electores potenciales.

En el referéndum en el Reino Unido la tasa de participación fue de 72.2 por ciento, mucho más alta que en Colombia, pero estuvo muy diferenciada según edades y regiones. La falta de participación de votantes jóvenes partidarios de permanecer en la UE fue determinante del resultado.

Las encuestas fallaron en buena medida porque no lograron captar adecuadamente cuál sería la participación. Quienes manifestaron estar por la paz en Colombia o en contra del Brexit no salieron a votar.

¿Podría ocurrir algo parecido en Estados Unidos? No lo creo.

La tasa de participación en las elecciones norteamericanas se había mantenido tradicionalmente muy elevada hasta 2012.

Por ejemplo, la elección de 2004 entre Bush y Kerry tuvo la tasa más elevada en tiempos recientes, al llegar a 88.5 por ciento de la población registrada.

Pero en 2012, en la elección entre Obama y Romney, la tasa bajó a 66.6 por ciento.

En las encuestas en las que se están mostrando resultados de votantes totales y de votantes probables no se perciben diferencias significativas.

Por ejemplo, la publicada recientemente por Fox News (que no es precisamente simpatizante de Hillary) le da ocho puntos de ventaja en votantes totales y siete en votantes probables.

El rechazo que ha generado Trump entre muchos grupos seguramente será un incentivo para acudir a votar el 8 de noviembre. En todo caso, podría haber simpatizantes republicanos que decidieran no acudir a las urnas para no dar su voto a Trump, pero tampoco a Hillary, lo que generaría un sesgo favorable a la candidata demócrata.

En suma, aunque sea sano mantener reserva respecto a las encuestas por sus resultados recientes, creo que en esta ocasión hay argumentos para pensar que van a estar más cerca de la realidad.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
No satanizar la deuda
Nuestra esquizofrenia
Las amenazas que sobrevivirán a Trump