Opinión

¿Podría Trump cancelar el TLC?

 
1
 

 

¿Podría Trump cancelar el TLC?

¿Podría Donald Trump cancelar el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLC) en caso de que llegue a ser presidente de Estados Unidos?

Es una pregunta que genera inquietud por la trascendencia que tiene para México y Estados Unidos.

Van primero algunos hechos y posteriormente algunas consideraciones.

Le comento que algunas de ellas derivan de la presentación hecha por Luis de la Calle en la International Chamber of Commerce (ICC) México, esta semana.

1.- El texto del TLC contempló desde el principio la posibilidad de que alguno de los tres países que lo suscribieron se retire. El artículo 2205 dice textualmente lo siguiente: “Una parte podrá denunciar este Tratado seis meses después de notificar por escrito a las otras partes su intención de hacerlo. Cuando una parte lo haya denunciado, el Tratado permanecerá en vigor para las otras partes”.

Es decir, hipotéticamente, el 21 de enero de 2017, tras tomar posesión, Trump podría notificar a México y Canadá su intención de denunciar el Tratado, lo que podría tener efecto el 21 de julio de 2017, dentro de casi un año exacto.

2.- La plataforma del Partido Republicano aprobada esta semana dice lo siguiente: “Nosotros visualizamos un mundo con acuerdos multilaterales entre naciones comprometidas con los principios de mercados abiertos, lo que ha sido llamado una ‘Reagan Economic Zone’ en la cual el libre comercio sea verdaderamente comercio justo para todos los involucrados”. Y sigue más abajo: “…cuando esos Acuerdos (comerciales) no protegen adecuadamente ni los intereses ni la soberanía de EU o cuando son violados con impunidad, deben ser rechazados”.

En esta materia, critican específicamente la manipulación del valor del yuan por parte de China y anticipan su rechazo a la posible promoción de que apruebe el TPP entre noviembre y enero, pero no hay ninguna referencia directa al TLC, pese a los discursos de Trump.

3.-  Aunque el presidente tenga la facultad de negociar tratados comerciales o de denunciarlos, de acuerdo con la Sección 8 del artículo 1 de la Constitución de Estados Unidos, es el Congreso quien tiene “el poder para regular el comercio con naciones extranjeras”, así que hay controversia respecto a la posibilidad de que el presidente pueda terminar un Tratado que fue ratificado por las dos cámaras. En el extremo, el Congreso podría pasar una ley que ordenara al Ejecutivo no salirse del TLC.

4.- En 29 estados de la Unión Americana, México es el destino número uno o dos de sus exportaciones. Salir del TLC implicaría que se le ponga arancel a esas exportaciones. Es altamente probable que Trump nunca consiguiera la mayoría en ninguna de las dos cámaras del Congreso para salir del TLC.

Sin embargo, para concluir, creo que el mero hecho de que el candidato republicano pudiera esgrimir la posibilidad de salir del TLC daría lugar a suficiente especulación como para sacudir los mercados financieros y afectar severamente al peso.

Ello obligaría a subir las tasas de interés en México y golpearía la actividad económica.

Aunque Trump no pudiera echar para abajo el TLC, sí podría hacer un fuerte daño a la economía mexicana en el corto plazo.

Más nos vale que los norteamericanos racionales salgan a votar. No nos vaya a pasar como en el Brexit.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar
Los entretelones del conflicto Coneval-Inegi
Lo que está en juego: la credibilidad
Inegi y Coneval, ¿quién tiene razón?