Opinión

Plan Nacional de Infraestructura y los ganadores

Apenas la entrega pasada comentamos sobre la necesidad del ejercicio de recursos y activación de proyectos de infraestructura, para concluir con el efecto negativo que ha tenido en los últimos tiempos la construcción.

Este lunes, el gobierno federal anunció los detalles del Plan Nacional de Infraestructura (PNI), que dejará en inversión pública y privada recursos por 1.3 billones de pesos que harán factible levantar y ampliar autopistas, aeropuertos, carreteras y otras obras necesarias para dotar diferentes regiones del país.

Bastaron unas horas para que los títulos de Ingenieros Civiles Asociados (ICA) registrara ganancias en el mercado accionario, y que los analistas señalaran a Cementos Mexicanos y las constructoras Infra y OHL, como los principales beneficiarios del proyecto.

Si bien la mayor cantidad de recursos se enfoca al sector energético, seguido por comunicaciones y transportes, la realidad es que las propuestas deberían pasar por un profundo análisis y contar con procesos administrativos que no sólo agilicen las licitaciones, sino que también evalúen a fondo el track record y desempeño de las empresas participantes en sus últimos proyectos.

Sin esas condiciones, el PNI será sólo parte del discurso y la memoria histórica nula para recordar lo que ya ha sucedido, como el controvertido proyecto de la Línea 12, aún sin resolver, con sobrecostos y sin responsables que hagan frente a las denuncias de la autoridad.

Así, mientras en México seguimos discutiendo sobre el desarrollo de obras tradicionales, los países en desarrollo y los nuevos jugadores construyen miles de metros de infraestructura para comunicar las nuevas ciudades que detonarán el ritmo de su crecimiento.

En el paquete de proyectos también se incluyeron rubros como desarrollo urbano, vivienda y turismo.

Ya veremos si la política de desarrollo de infraestructura tiene tintes integrales, necesarios para una sólida infraestructura. En la industria de la vivienda, bien harían recursos frescos que dinamicen la generación de nuevos proyectos integrales y con sentido urbano, que hagan factible la participación de gobiernos federal y local en la responsabilidad de dotar con infraestructura el nuevo desarrollo alentado por grupos privados.

Subastas y alfabetización

Precisamos que fue ayer y no el pasado martes, el proceso de tres subastas que la Fundación Construyendo y Creciendo organizó en torno a decenas de cucharas de albañil, intervenidas por artistas plásticos para generar recursos.

El proyecto Dar en el clavo, liderado por José Shabot, encontró en el proyecto un camino generador de recursos para alfabetizar a trabajadores de la construcción. En la intervención participaron Francisco Castro Leñero, Jorge Yazpik, Manuel Felguérez y Gilberto Aceves Navarro, entre otros escritores y cantantes.

De acuerdo con la fundación, 20 por ciento de los trabajadores del ramo no están alfabetizados, por lo que unos 2 mil han sido sumados a programas de estudios patrocinados por la entidad.

Correo:
colguin70@gmail.com

Twitter: @claudiaolguinmx