Opinión

Persiste la amenaza nuclear de Irán

La operación Margen Protector que emprendió Israel contra el movimiento terrorista palestino Hamas en la Franja de Gaza el verano pasado, cortó de tajo los atentados que constantemente realizaba ese grupo contra la población israelí. Las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) destruyeron una buena parte de su infraestructura de guerra y los túneles que desde la Franja de Gaza penetraban a territorio de Israel y que constituían una seria amenaza a su existencia. En este ámbito, no se descarta que las FDI en dos o tres años tengan que enfrentar nuevamente una acción militar de gran envergadura con Hamas.

Hamas ha quedado neutralizado por el momento, empero, es posible que se pueda abrir un nuevo frente en el futuro próximo con Hezbolá, una organización terrorista libanesa chií armada y financiada por Irán, también chií. En el presente Hezbolá esta inmiscuida en la guerra civil de Siria luchando contra Bashar Al Assad. Cabe destacar que en el 2006 Israel sostuvo un conflicto armado con Hezbolá, obteniendo un triunfo relativo ya que este último causó importantes bajas a las FDI y provocó daños materiales a diferentes ciudades de Israel. Hezbolá ha amenazado con emprender una nueva guerra contra Israel y sus advertencias no pueden ser ignorados por este último; Hezbolá tiene una fuerza militar bien adiestrada, 100,000 cohetes – diez veces mas que el arsenal de Hamas – y 5,000 misiles de largo alcance capaces de portar ojivas nucleares “que el sistema antimisiles de defensa Cúpula de Hierro no podría vencer; por lo que será necesario evacuar a la población civil de la zona y atacar viviendas en los pueblos del sur de Líbano de donde la organización terrorista lanzaría cohetes contra Israel”. Asimismo, existe preocupación en relación a la posibilidad de que haya cavado túneles debajo de la frontera con Israel.

Otro enemigo potencial para Israel son los Yihadistas del violento y cruel Estado Islámico (EI) que domina a 11 millones de habitantes de vastas zonas de Irak y Siria, involucrado en la guerra civil de este último país. El EI ha proclamado que conquistará Jerusalén. Israel no se ha enfrentado directamente con el EI, empero, la presencia de este último en Gaza se ha advertido desde el inicio del 2014; existen informes de que miembros descontentos de Hamas se han unido al EI y ya están combatiendo en sus filas en Siria e Irak. Por otro lado, gran parte de los palestinos de la Franja de Gaza están contra el EI por que este amenaza imponerles las leyes radicales de la Saharía (legislación del Islam). El presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abass, ha comentado que “sin la presencia de las fuerzas de seguridad israelíes, la zona caería fácilmente en manos de Hamas o del EI”, sin embargo, no hay garantías de que no lo puedan hacer.

En este marco el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu (BN), ha insistido desde hace tiempo en que Irán es la amenaza más grave para Israel y para Occidente y que a toda costa debe impedirse que complete su programa nuclear que tiene fines militares. Irán ha avanzado en su programa nuclear a pesar de las conversaciones que inicio en junio del 2013 con el Grupo de los Cinco más uno (las cinco potencias que son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU: EUA, Rusia, China, Reino Unido, Francia, mas Alemania); en el proceso de negociación se fijó como objetivo establecer medidas para evitar que Irán tenga armas nucleares a cambio de que se levantaran las sanciones que le impusieron la ONU, EUA y la Unión Europea y que han afectado severamente su economía. Las sanciones se han centrado en su sector petrolero, tanto en la producción, como en la exportación y en su sistema financiero; en el presente 100,000 millones de dólares de Irán están retenidos en el extranjero; la economía de Irán está dominada por la producción de hidrocarburos, estos representan 60.0% de sus ingresos fiscales y 80.0% del valor de sus exportaciones.

Las sanciones internacionales a Irán han frenado desde el 2012 la modernización de su industria petrolera de por si afectada desde la Revolución de 1979 por el boicot de EUA con quien desde entonces no tiene relaciones diplomáticas. En los dos últimos años el volumen de su exportación petrolera cayó 50.0%. Hoy día su capacidad de producción de crudo es de 2.7 millones de barriles diarios, sensiblemente por debajo de los 4 millones del 2004. Adicionalmente importa la mayor parte de las gasolinas que consume. La situación económica de Irán se ha complicado por el descenso de las cotizaciones internacionales del petróleo y por el temor de la presencia del EI en el vecino Irak. El desempleo ha alcanzado al 20.0% de la población económicamente activa y la inflación, de acuerdo a cifras oficiales, es de 20.0% este año. Irán no tiene capacidad de crear casi un millón de empleos anuales para incorporar a la nueva fuerza de trabajo a la actividad productiva. A pesar de la difícil situación por la que atraviesa Irán, las negociaciones internacionales tienen por objetivo ganar tiempo para completar su programa nuclear.

El 24 de noviembre pasado fue la fecha fijada para que las negociaciones concluyeran con un acuerdo final; no obstante, no se lograron resolver múltiples diferencias; los negociadores anunciaron su disposición de continuar el proceso estableciendo como meta para un acuerdo en junio del 2015. En Israel se ha señalado que la falta de un acuerdo efectivo entre Irán y el Grupo de los Cinco más uno pueden obligar a una acción militar de Israel contra Irán; Israel teme que en un acuerdo potencial solo se exigirán restricciones al programa nuclear iraní por un número determinado de años, después de ese periodo no habrán restricciones, ni sanciones; ello deja a Irán “en el umbral de convertirse en una potencia nuclear; Israel exige que se le pida que desmantele su infraestructura nuclear.

BN ha comentado “nuestros relojes marcan la hora a un ritmo diferente; nosotros estamos más cerca (de Irán) que EUA, nosotros somos más vulnerables, y es posible que necesitemos medirnos con este dilema de detener a Irán, antes que EUA”. Para Israel el tiempo se acorta y si BN triunfa en los próximos comicios de Israel en marzo del 2015; pudiera iniciar una ofensiva contra Terán, solo o acompañado de EUA.