Opinión

Peña y un adéndum ¿fallido?


Más allá de los datos, cifras, nombres, lo que ha levantado expectativa es el mensaje político que hoy pronunciará el presidente Enrique Peña Nieto en Los Pinos.
 
 
Puestas las cartas sobre la mesa –la CNTE en la calle, el PRD fiel a su tradición diciendo NO a todo, el PAN vendiendo caro su apoyo al Pacto y las reformas– se espera que Peña fije el rumbo de su gobierno para los próximos días, semanas, tal vez meses.
 
 
Su administración, que cumple apenas nueve meses, se ve acosada por los opositores a las reformas que plantea en materia energética, educativa, hacendaria y fiscal, y a todas las que provengan de la casa presidencial.
 
 
¿Qué va a hacer y a decir Peña cuando el discurso recurrente ha sido que las reformas van –en este caso la educativa–, pese a la oposición de la CNTE y sus rémoras, cada una más violenta.
 
 
Ayer la disidencia magisterial anunció que a partir del miércoles comenzará una campaña de rebelión en 22 estados, incluido el DF, pese a que la Cámara de Diputados se preparaba para discutir y votar una adéndum a la Ley de Servicio Profesional Docente en el que se incluían algunas de sus “observaciones’’.
 
 
El adéndum contemplaba la obligación del Instituto Nacional de Evaluación de la Educación definir los procesos de evaluación a que se refiere esta ley así como los requisitos y procedimientos para la certificación de los evaluadores.
 
 
También autorizar los parámetros e indicadores para el ingreso, la promoción, el reconocimiento y la permanencia así como las etapas, aspectos y métodos de evaluación obligatorios.
 
 
Desaparece en la ley el periodo de inducción de dos años para los nuevos profesores, como se planteó originalmente, y queda como periodo de prueba seis meses de trabajo luego de los cuales los docentes tendrán una plaza definitiva.
 
 
Se mantuvo la advertencia de que profesor que falte más de tres días en un mes, se niegue a ser evaluado o a ser capacitado, será despedido.
 
 
A pesar de estos cambios, la CNTE lo rechazará porque no le interesa mejorar la educación ni la preparación, sino el status quo.
 
 
¿Qué pues dirá Peña sobre eso?
 
****
 
Toc, toc, toc.
 
 
¿Alguien puede informar sobre los resultados obtenidos en las dos consultas hechas por Alianza Cívica, a petición del PRD, sobre la reforma energética?
 
 
¿Qué pasó con la consulta del 25 de agosto y qué con la de ayer?
 
 
A ver si no resulta que la tan desairada consulta vecinal en el DF tuvo más participación que la ordenada por el PRD y los antirreformistas.
 
****
 
El jueves pasado, el excoordinador de la bancada panista en el Senado, Ernesto Cordero, presentó su primer informe de labores en la vieja casona de Xicoténcatl, anterior sede de la Cámara alta.
 
 
Acudieron muchos de sus compañeros de bancada, incluido el actual coordinador, Jorge Luis Preciado, con quien sostuvo un pleito nada fraterno que dividió a la bancada.
 
 
Pero para el senador Cordero debió haber sido casi una afrenta el hecho de que la CNTE ¡lo haya ignorado!
 
 
Y es que Cordero, feroz crítico del jefe de gobierno Miguel Mancera por haber tolerado marchas y plantones, también pidió el uso de la fuerza en contra de la disidencia magisterial.
 
 
Pero, o los de la CNTE no saben leer o “ni lo ven ni lo oyen’’ porque su evento transcurrió con tanta calma ¡que aburrió!