Opinión

Parques industriales, demanda cíclica

 
1
 

 

Guanajuato PUerto interior

La fiesta que desde hacer tres años vive el mercado industrial de la región Bajío del país, destaca la consistencia con que inversionistas e inquilinos ven el proceso de crecimiento.

Querétaro con sus niveles récord es la muestra de lo que está por venir, con dos millones de m2 para albergar entre 5 y 7 proyectos la llegada de nuevas empresas especializadas en industrias como la aeroespacial y automotriz. Aquí, el inventario Clase A llegó a 1 millón 880 mil m2, mientras que los Clase B es de 2 millones 398 mil 000 m2.

Lo que hace unos días reportaba Tinsa del Bajío y que firmas de corretaje como NGKF, JLL, CBRE, Colliers International y CMI Grupo, entre otras han documentado llama la atención en momentos en que noticias macroeconómicas como la modificación a la calificación a la deuda soberana del país, el menor crecimiento económico y las presiones cambiarias mueven la percepción en sentido contrario.

Sin embargo, lo que en Querétaro sucede con niveles de crecimiento de 6.4 por ciento durante cinco años, explica incursiones de desarrolladores como Prologis, Vesta, Finsa y O´Donnell.

La pregunta es si el fervor del centro del país podrá mantener la recuperación reciente de otras ciudades del norte como Tijuana, Juárez, Reynosa y Monterrey, que con un menor ritmo de crecimiento habían logrado insertarse a la demanda cíclica del mercado.

Lo que más de dos mil empresas relacionadas con los inmuebles industriales ven es el nivel de ocupación superior a 70 por ciento que mantienen en promedio los parques industriales, con precios dolarizados debido al perfil de inquilinos, muchos de ellos globales.

En los inmuebles clase A el mercado creció 10 por ciento en 2015 con un promedio nacional de desocupación de 5.8 por ciento y un nivel promedio de renta de cuatro dólares por m2. Aún así, los precios son otro indicador que mostrará si el equilibrio en el mercado continúa.

De todos los nichos del real estate, el industrial ha sido históricamente más sólido desde el área del desarrollo, administración e incluso generador de los portafolios más atractivos para fondos de inversión, CKDes y FIBRAS.

Aún así, no se puede ignorar la fuerte vinculación que regiones como el norte tienen con Estados Unidos, que en el pasado generó una contracción importante en los distintos corredores. Como resultado, el mercado se ajustó generando nuevas oportunidades para segmentos distintos al electrónico y manufactura.

Indudablemente que la combinación de escenarios que actualmente se observa en el negocio de los parques industriales, abrirá áreas de oportunidad para generar nuevos proyectos, reciclar inmuebles y crear opciones de especialización.

La creación de nuevas zonas de desarrollo económico vienen a complementar lo alcanzado por la inversión privada y los detonadores de especialización, que robustecerán en conjunto los 8.5 millones de m2 que conforman el portafolio industrial clase A de las regiones Bajío, Centro y Norte del país.

Por todo lo anterior, la segunda mitad del año definirá los ajustes de estrategia que trazarán desarrolladores e inversionistas de cara a las nuevas condiciones macroeconómicas y de mercado. Lo cierto es que el ciclo actual aún no termina.

Twitter:@claudiaolguinmx

También te puede interesar:

Oficinas suman oferta, pero ajustan demanda

Aires de continuidad en capital markets

El regreso de las Sofomes hipotecarias

>