Opinión

Para combatir la desigualdad 

06 septiembre 2016 5:0
    
1
 

 

En el quirófano. (Reuters/Archivo)

Se puede combatir la desigualdad con la información pública. El derecho de acceso a la información es un derecho de derechos, es decir, un derecho que puede ayudar a concretar un régimen efectivo de derechos humanos en nuestro país. La información pública puede ayudar a combatir la desigualdad y devolver la dignidad que la precariedad arrebató a miles de personas.

Para lograrlo, es necesario poner sobre la mesa al menos dos debates. El primero es qué información pública hace falta para saber si las políticas sociales y económicas existentes tienen o no consecuencias redistributivas y qué debemos fortalecer o sustituir. El segundo debate tiene que ver con qué información debemos acercar a la población para que ejerza sus derechos sociales a plenitud y/o exigir buenos resultados de las políticas sociales.

Estos debates deben incidir en el diseño de las políticas públicas que como país habremos de implementar para dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) de las Naciones Unidas, en particular los relacionados con el combate a la pobreza y el hambre, salud y educación de calidad, igualdad de género, creación de trabajos decentes y fomento al crecimiento económico. La información pública sobre estos temas ayudaría, por ejemplo, a que el presupuesto público tenga una perspectiva efectiva de derechos humanos, que privilegie políticas sociales con efectos redistributivos.

Además, no son los ciudadanos quienes deben pedir esta información: las autoridades deben brindarla. Por ello, la transparencia proactiva es crucial para que la información pública llegue a la población y sea útil para hacer efectivos los derechos sociales. Cada autoridad puede colaborar con la academia, la sociedad civil organizada y la población en general para difundir las políticas y programas públicos a su cargo con, al menos, dos objetivos. El primero, difundir la oferta de programas y recursos federales, estatales y municipales a efecto de que sea conocida por parte de los beneficiarios potenciales. No es posible que sigan existiendo brechas de información significativas, porque se desaprovechan los avances tecnológicos, se diseñan estrategias de comunicación y difusión obsoletas.

El segundo objetivo sería garantizar la transparencia y rendición de cuentas sobre la forma cómo se ejecutan estos programas y se ejercen los recursos. Al hacerlo, se detonan los mecanismos de participación y vigilancia social para que los interesados monitoreen el presupuesto y los resultados de las políticas y programas públicos, además se abre la posibilidad de denunciar desviaciones o colaborar en su mejora. Esto sólo es posible, si la información pública realmente es pública e innovamos en la forma de acercarla a las poblaciones objetivo.

Combatir la desigualdad es un objetivo impostergable para construir un México justo. Las políticas públicas deben generar resultados en beneficio de todos, pero especialmente en quienes han padecido la desigualdad. De ahí la importancia de construir una agenda de trabajo en materia de acceso a la información y transparencia centrada en promover el ejercicio del derecho entre aquellos que aún no lo conocen, con el fin de convertirlo en un instrumento para exigir la garantía de otros derechos fundamentales. El derecho de acceso a la información como un derecho que asegure la construcción de un México sin desigualdad.

Un México sin desigualdad es un México en el que la población está informada sobre sus derechos, los ejerce y tiene las herramientas para darle forma a su propio destino. Un México sin desigualdad es un México en el que la población es consciente de que los recursos y las políticas públicas no son privilegios, prebendas o dádivas. Iniciar este debate es el objetivo de la Semana Nacional de Transparencia 2016 a la cual convoca el INAI. Construir un México sin desigualdad es tarea de todos: participa: http://snt.inai.org.mx/

Conoce el programa de la Semana Nacional de Transparencia y registrarte para participar en http://snt.inai.org.mx/

El autor es comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de gobierno abierto y transparencia.

También te puede interesar:

Información pública para construir un México más justo

¿Nos resistimos al cambio o lo impulsamos?

#CómoNosArreglamos para hacer equipo y acabar con la corrupción