Opinión

Paquete Económico 2017: ¿por qué se enfatiza la disminución del déficit fiscal?

 
1
 

 

Paquete Económico 2017

Por Irving Rosales.
Profesor-Investigador del Departamento de Economía, Universidad Iberoamericana.


Hace unos días, la Secretaría de Hacienda entregó el Paquete Económico 2017 que cada año presenta el Ejecutivo Federal al Congreso. Más allá de las cifras de ingresos y gastos totales que se estiman, llama la atención la insistencia del gobierno en enfatizar el recorte en el gasto y el hecho de que, por primera vez en años, el paquete establece un superávit primario (ingresos totales menos gastos totales, excluyendo el pago de intereses de la deuda).

Pero, si en términos generales un recorte en el gasto público no es una buena noticia, ¿cuál es la razón de tanta insistencia? Lo principal es la perspectiva negativa que actualmente presenta la calificación de la deuda en México en el mercado financiero internacional. Esto, como consecuencia del crecimiento de la deuda pública, el deterioro del saldo en cuenta corriente y las expectativas de incremento en las tasas de interés en los Estados Unidos.

La deuda pública en México ha crecido de manera muy importante en los últimos nueve años, esto es, ha crecido desde el sexenio anterior. El hecho de que el gobierno de un país se endeude, en sí mismo no es algo positivo o negativo. Lo relevante es el uso que se dé al endeudamiento, su ritmo de crecimiento y la capacidad de pago. Y es aquí donde están los cuestionamientos.

Del año 2007 –año en el que comienza el incremento en la deuda– al año 2016, la deuda pública subió de 18.1% a 48.5% del PIB (crecimiento promedio anual de aproximadamente 3.4 puntos porcentuales del PIB). Visto de otra forma, en pesos reales, el crecimiento promedio anual de la deuda en México fue poco más de 13% en los últimos nueve años. Es decir, no sólo el ritmo de crecimiento de la deuda ha sido elevado durante un periodo relativamente prolongado, sino que se dio en un periodo en el que la economía no creció de manera significativa.

Respecto del destino del endeudamiento, si bien hay quienes señalan que de no ser por el incremento en la deuda el crecimiento económico hubiera sido aún menor, los datos no reflejan esto. Por ejemplo, las compras productivas del gobierno que directamente inciden en el crecimiento se ven reflejadas en la desagregación de componentes de la Demanda Agregada del país que hace INEGI. Lo que muestran esos datos es que dicho gasto de gobierno, como proporción del PIB, se ha mantenido constante durante los mismos nueve años a pesar del incremento en la deuda. Por otro lado, cuestiones como la depreciación del peso (y el incremento del saldo de la deuda emitida en dólares) y el pago de pensiones, si bien son importantes, tampoco explican la mayor parte del incremento en la deuda.

Es en este contexto que se vuelve importante la señal de una adecuación en las finanzas públicas que el gobierno intenta dar a los mercados, en particular, la reducción en el gasto por unos 230 mil millones de pesos.

Pero algo que el gobierno no ha enfatizado, y que es importante considerar, es que esta reducción resulta de comparar las cifras del Presupuesto 2017 con el Decreto de Presupuesto 2016, lo cual no refleja de manera adecuada la disminución real del gasto. Para ver esto, recordemos que durante el 2016 ya hubo dos recortes al gasto por un total de 164 mil millones de pesos, por lo que es más adecuado comparar la propuesta de Presupuesto 2017 con la expectativa de cierre del gasto público en 2016. Al considerar este recorte, la disminución real en el presupuesto se aproxima a los 70 mil millones de pesos, lejos de los 230 mil millones anunciados.

Ya con esto en mente es que algunos analistas comienzan a debatir si el recorte en el presupuesto es suficiente o no. Pero más allá del recorte de este año, la señal clara –y creíble– que debe dar el gobierno es que el superávit primario se mantendrá en 2018 y que, a pesar de ser un año electoral, el gasto en el 2018 no se ejercerá con fines electorales. Y es justo en este punto donde se presentan las mayores dudas.

También te puede interesar:

El día a día y el mal humor social

Contra el bullying, educar en el respeto

La desigualdad y el desarrollo infantil temprano