Opinión

PAN pide más, el PRI no les da

Se supone que esta semana debe quedar aprobada la Ley de Ingresos para el próximo año, pero por lo que se ve en este momento hay más desacuerdos que acuerdos entre los partidos políticos que decidirán los ingresos federales.

PAN y PRD han conformado un bloque que busca agregar 70 mil millones de pesos a los ingresos programados por la Secretaría de Hacienda para 2015.

La dependencia a cargo de Luis Videgaray presupuestó ingresos por cuatro billones 676 mil 237 millones de pesos pero la oposición pretende ajustes para que los ingresos sumen cuatro billones 746 mil 237 millones de pesos.

¿De dónde se obtendrían los recursos extraordinarios?

Bueno, panistas y perredistas pretenden que se realice un “ajuste de ingresos’’ por 20 mil millones de pesos; incrementar las ADEFAS [adeudos del ejercicio fiscal anterior] en 15 mil millones más; deuda pública por 19 mil millones de pesos más otros 16 mil millones por aprovechamientos.

El PAN propuso además que el tipo de precio de barril de petróleo se fije en 88 dólares en lugar de los 82 dólares programados; dicen los panistas que consultaron a tres grandes empresas de análisis y comportamiento del mercado petrolero que les garantizaron que el próximo año el precio del petróleo se ubicará entre 98 y 100 dólares por tonel.

Puede ser, pero ayer, por ejemplo, la mezcla mexicana alcanzó uno de sus precios más bajos: 77.09 dólares por barril, por debajo incluso de los 82 dólares presupuestados para el próximo año.

Incluso el petróleo estadounidense registró ayer su precio más bajo desde 2012.

El PRI se ha opuesto sistemáticamente a las propuestas de la oposición la cual, sin embargo, algo podrá presumir a sus huestes porque nunca debe descartarse el factor político en la negociación que tendría que ser eminentemente técnica.

A ver.

* * * *
El caso de Iguala está siendo aprovechado por todos los grupos radicales que tienen cuentas pendientes con el gobierno federal.

Un ejemplo concreto fue lo que queda del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que se cuelgan de cualquier movimiento –maestros, cañeros, lo que sea–, para tratar de revivir “su lucha’’, que no es otra que la del dirigente por hacerse de los activos de la organización.

Lo mismo pasará con quienes se oponen a la construcción del nuevo aeropuerto.

Hay alerta roja en todas las dependencias del gobierno federal.

* * * *
El PAN, en voz del coordinador de sus senadores, Jorge Luis Preciado, solicitó la remoción del procurador Jesús Murillo Karam –de acuerdo al análisis que hizo la fracción–, por haber ignorado la información que le dio René Bejarano sobre los nexos del presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca, con el narco.

Además pidió la desaparición de poderes en el estado.

La postura de los panistas es, desde luego, efectista, para la tribuna, pero sin sustento.

Ya el procurador tendrá oportunidad de aclararles a los senadores el por qué ignoró la plática con Bejarano; fue citado para comparecer ante una comisión bicameral.

Pero en lo que respecta a la desaparición de poderes, Preciado obvió que el trámite no es inmediato y que una decisión de ese calibre empeoraría más la situación en Guerrero.

¿A poco la Federación se haría cargo de “gobernar’’ 14 meses, hasta la toma de posesión de un nuevo gobernador, una entidad tan emproblemada?

Twitter: @adriantrejo