Opinión

PAN al Inegi:
corriges o te vas

  
1
  

  

Julio Santaella, titular del INEGI, compareció ayer en el Senado. (Especial)

Aunque todavía no cumple un año en la institución, Julio Alfonso Santaella ya metió al Inegi en una severa crisis de credibilidad y todo indica que se agravará en los próximos meses. El PAN, en voz de su coordinador en el Senado, Fernando Herrera, anunció que demandará la renuncia del funcionario si no da pasos claros para recuperar la independencia y el rigor técnico que le habían ganado el reconocimiento internacional.

Además, dijo, en el periodo ordinario que empieza en septiembre su grupo parlamentario analizará propuestas para que el presidente del Inegi no sea nombrado por el presidente de la República, sino por el Senado, como ocurre con los integrantes de la Junta de Gobierno. Es indudable que el legislador blanquiazul tiene toda la razón, porque las decisiones de Santaella han dañado de manera irreversible el prestigio internacional del Inegi.

El hecho de que la pobreza haya disminuido hasta en cinco millones de personas por un cambio en la metodología para medirla tiene a los panistas con los pelos de punta. Muchos ven una maniobra para presumir en tiempos electorales, precisamente en la campaña por 'la joya de la corona' electoral, el Estado de México, tierra del presidente Peña Nieto.

Los panistas que coordina Herrera parecen dispuestos a seguir adelante y cuentan entre sus filas a un exsecretario de Hacienda, el senador Ernesto Cordero, quien también estuvo en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y, además, fue precandidato presidencial; es decir, que conoce todos los ángulos del galano arte de saber acomodar los numeritos para que cuadren. Un dato adicional: Cordero votó en contra el nombramiento de Santaella como miembro de la Junta de Gobierno.

LOS MÁS CERCANOS
Los cambios en el PRI son indispensables y algunos aseguran que podrían llegar hasta la secretaría general, es decir que el cargo de Carolina Monroy también está en juego. Pero todo hace suponer que primero se darán los cambios en el gabinete.

A la pregunta de quiénes se irán, los priistas responden: “¿quién sabía que el dirigente del PRI sería Ochoa Reza?”. Es decir, las decisiones del presidente Peña pueden ser muy difíciles de adivinar. Sin embargo, el que tiene mayores posibilidades de salir es el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Algunos aseguran que es porque ya está cansado y otros que la decisión se debe a que su medio hermano Carlos Joaquín es gobernador electo de Quintana Roo por la coalición PAN-PRD.

Enrique Ochoa Reza no ha elegido a su equipo y apenas se sumerge en la estructura de su partido; sin embargo, aseguran que los más cercanos a él, que lo han acompañado en diversas reuniones y que podrían ser parte del CEN, son Héctor Gómez Barraza, Ángel Meixueiro González y Willy Ochoa.

Héctor Gómez Barraza fue nombrado por Claudia Ruíz Massieu como director general de Fonatur. Por cierto, la secretaria de Relaciones Exteriores es una de las más cercanas al dirigente priista y parte de la logística de su llegada se orquestó desde sus oficinas.

Ángel Meixueiro es amigo desde hace muchos años de Ochoa Reza, ha sido diputado por Oaxaca, fue coordinador de la oficina de análisis estratégico en la campaña para gobernador de José Murat y posteriormente su asesor. Hasta ahora trabajaba con el dirigente del PRI en la CFE, como jefe de la oficina de relaciones institucionales.

Y Willy Ochoa será la herencia de la presidencia de Manlio Fabio Beltrones, ya que actualmente es secretario de organización.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
No atendieron a los civiles
Juego siniestro
¿Se repetirá la historia?