Opinión

Pajaritos en la azotea

1
  

   

Explosión Pemex Veracruz. (Reuters)

El accidente ocurrido en el complejo petroquímico de Pajaritos, ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz, que causó la muerte de 24 trabajadores, 18 desaparecidos y más de un centenar de heridos, amén de pérdidas millonarias a Pemex, provocó todo tipo de reacciones en la Cámara de Diputados, la mayoría de ellas generadas más por el interés de sacar raja política de la tragedia, que por conocer las causas que la provocaron.

Algunos de los posicionamientos emitidos parecen más de alguien que tiene pajaritos en la azotea en lugar de argumentos sensatos.
Si no, juzgue usted. La diputada de Morena, Rocío Nahle señaló que una negligencia ocasionó la fuga que provocó el accidente. Marko Cortés, del PAN, precisó que ellos tienen información que desde hace tiempo existían fugas en la planta.

Es decir mientras que la PGR, la Profepa y la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos (ASEA) y los peritos de la empresa productiva del Estado están en el proceso de levantar los peritajes correspondientes, así como de llevar a cabo la investigación exhaustiva que esclarecerá el percance, los legisladores ya hicieron lo propio y a tan sólo unas horas ya sacaron sus propias conclusiones.

Jesús Zambrano, presidente de la Cámara Baja, apuntó que es una expresión del abandono que ha padecido Petróleos Mexicanos durante décadas, ya que no se ha invertido en su mantenimiento. “Es una expresión clara de irresponsabilidad criminal”.

Mientras que las acusaciones van y vienen y las fobias y filias se expresan en el pleno de San Lázaro, Pemex informa que en todo momento se privilegia la seguridad de sus trabajadores y de las comunidades, así como que la transparencia en la información será total, ya que se investigan las causas y si hay responsables serán procesados.

La diputada Noemí Guzmán Ramírez, del PRI, dijo que hubo coordinación de los tres niveles de gobierno para atender la contingencia, que se evacuó a tiempo a los trabajadores y población de las zonas aledañas a la planta, que se cubrieron todo los protocolos de seguridad. Y expuso que mientras no haya un dictamen de lo que ocurrió, no se pueden hacer señalamientos a priori.

Así las cosas, mientras se guardaba un minuto de silencio, se seguía generando un ambiente de escarnio contra Pemex.
Desde la Reforma Energética, hasta el contrato con Mexichem, empresa que tiene concesionado el manejo de la planta, fueron puestos en el paredón de los acusados.

Si este lamentable percance hubiera ocurrido después del 5 de junio, fecha en la que se celebrarán comicios en 12 entidades federativas para elegir gobernadores, seguramente no hubiera ocupado tanto tiempo de los legisladores.

Calendario escolar. Un dictamen que aparentemente no tiene importancia, pero que seguramente logrará mejorar el rendimiento escolar de los estudiantes, fue aprobado el día de ayer relativo a la educación. Ahora los estados podrán diseñar su propio calendario escolar para la educación básica y normal, sólo debe considerar tener un mínimo de 185 y un máximo de 200 días efectivos de clases.

Esto significa que en las regiones donde las temperaturas extremas impiden el desempeño adecuado de las actividades en los planteles educativos, se pueda mover el calendario escolar para que en los meses en los que las condiciones climatológicas son adversas,
sean destinados a periodos vacacionales.

Además acudir más tiempo a las escuelas no garantiza que se incremente el rendimiento de los educandos. Es más redituable tener mejores contenidos y calidad en la propia educación, que mantenerlos en las aulas sin provecho alguno.