Opinión

¡Padrés, arriba las manos!

1
     

     

GUillermo Padrés. (Cuartoscuro)

La orden fue dada por el pleno del INE entrada la madrugada de ayer.

Cuatro consejeros se van a meter en Sonora, tierra que vive la guerra política más feroz del estado democrático y donde el virrey Guillermo Padrés metió las manos en la operación electoral para favorecer a su candidato Javier Gándara.

Sólo el árbitro federal puede parar al político de bigote que dinamitó en su casa una presa de 70 millones de pesos, que desapareció 150 millones de pensiones de extrabajadores del estado, que promovió condonar impuestos por 708 millones para empresas suyas y de Gándara, que no ha aclarado su fortuna acrecentada en nueve mil por ciento en el sexenio, entre otras maniobras que no se notan por encimita.

Tiene miedo de ir a la cárcel. Tiene enfrente a la candidata Claudia Pavlovich, con quien Manlio Fabio Beltrones apuesta su posición nacional en el PRI y quizá la candidatura a Los Pinos en 2018.

Pavlovich no es una santa de la transparencia. Debe aclarar el tráfico de influencias para hacerse de la candidatura, pero Padrés es el gober y el INE ya tiene facultades para atraer elecciones cuando la autoridad local en la materia ha sido aplastada por el aparato estatal.

–Estamos trabajando en la agenda del lunes próximo; al finalizar la visita de trabajo haremos la presentación del informe– advirtió Marco Antonio Baños, al consejero que muchos relacionan con el PRI y como un jurídico temible por ganar todas en la agenda del INE. A Baños lo van a acompañar Ciro Murayama, Arturo Sánchez y Adriana Favela.

La primera acción: una auditoría al Instituto Electoral local. Abrir todos los expedientes recientes y valorar los argumentos para volver al DF y determinar si la elección la atrae el instituto que preside Córdova e impedir que Padrés se convierta en el Fox de 2006, cuando después de aquellas elecciones el IFE concluyó que el ranchero sí intervino con acciones y recursos a favor de Calderón. Y nomás se le hizo una amonestación pública.

NARANJA MECÁNICA. Dante Delgado, el expriista de 65 años que cuando siente sueño en noches electorales toma café frío en lata para mantenerse despierto el mayor número de horas, planeó la declinación de Fernando Elizondo, su candidato a la gubernatura de Nuevo León, a favor de El Bronco, candidato independiente.

Elizondo promete 4.0 por ciento de la votación local para MC, que pueden darle la elección a El Bronco. Delgado gana más así. Se metería en el gabinete del independiente. Al fin, de acuerdo con fuentes del partido naranja, el jalisciense Enrique Alfaro promete casi dos de tres puntos nacionales para conservar el registro de MC. Así es, dos puntos nacionales, algo así como 900 mil votos, unas ocho veces lleno el Estadio Azteca.

En 2012 como candidato al gobierno de Jalisco dio un punto al partido, unos 465 mil votos. Aunque esta vez va para alcalde, su fuerza local, aseguran, lo convierte casi en dueño del partido.

10 SEGUNDOS… INE, Tribunal Electoral Federal y Fepade acordaron preparar material informativo en video sobre la jornada del 7 de junio: un ABC del proceso que será subido a YouTube. El plan de comunicación contempla desde la apertura de casillas hasta el cierre de las mismas, por aquellas situaciones que pudiesen entorpecer la acción democrática.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
Espionaje mata insulto
La doble campaña de los panistas
Salieron broncos los independientes