Opinión

Otro signo de preocupación: las exportaciones

 
1
 

 

japón exportaciones

Desde hace algunos meses se han percibido señales de debilidad en el mercado interno en indicadores relacionados con las ventas de automóviles en el mercado doméstico y las ventas a tiendas iguales de las tiendas departamentales y de autoservicios (ANTAD). A esas preocupaciones hoy debemos añadir señales de debilidad en el mercado externo.

Frecuentemente sucede que las cifras de una estadística se manejan de manera diferente en los medios de comunicación. La semana pasada se dieron a conocer las cifras oportunas de comercio exterior de octubre (muy oportunas por cierto). Un periódico reportó que las exportaciones retrocedían por segunda ocasión en fila refiriéndose a una disminución de las exportaciones de octubre respecto a septiembre de 0.6 y de septiembre respecto de agosto de 0.3 por ciento, con cifras desestacionalizadas. Otra nota, en un periódico diferente, con cifras originales, decía exactamente lo contrario, apuntaba que las exportaciones habían crecido 13.2 por ciento en octubre respecto a octubre de 2016, crecimiento superior al observado en septiembre (3.4 por ciento).

Ninguna de las notas estaba diciendo mentiras; las dos utilizaron las cifras reportadas por el Inegi, una con cifras desestacionalizadas y la otra con cifras originales. ¿Cuál estaba apuntando en la dirección correcta? La primera, porque con cifras desestacionalizadas podemos poner la lupa en los últimos meses. Pero todavía se puede decir más con las gráficas que se publican en el boletín difundido por el Inegi y el Banco de México.

La expresión de que una imagen vale más que mil palabras refleja la fuerza de una imagen para trasmitir un mensaje. En el caso del boletín de estadísticas de comercio exterior se publican seis gráficas para las exportaciones y seis para las importaciones con dos series cada una, la serie desestacionalizada y la serie tendencia-ciclo.

La serie desestacionalizada elimina los factores estacionales, es decir eventos periódicos que se repiten año tras año y que no obedecen a la naturaleza económica de la serie. Al ajustar la serie desestacionalizada por el efecto irregular se puede obtener la serie tendencia-ciclo que representa la evolución de largo plazo en forma conjunta con los movimientos regulares o cíclicos de la serie.

De un vistazo a las gráficas de la serie tendencia-ciclo se puede observar, de manera muy clara, que las exportaciones se están estancando (la variación es cero en octubre) y que la razón se encuentra en las exportaciones no petroleras y dentro de éstas en las exportaciones manufactureras no automotrices, que observan una variación negativa en la serie tendencia-ciclo desde junio (la automotrices continúan en ascenso).

Todavía se podría profundizar más en el análisis a partir del Tablero de Indicadores Económicos que publica el Inegi, por medio del cual es posible analizar las series de tendencia y ciclo, por separado, para 47 indicadores. Entre estos indicadores se encuentran las exportaciones totales y la subdivisión en petroleras y no petroleras.

De acuerdo a esta fuente la serie que muestra el ciclo de las exportaciones totales es una línea paralela los últimos meses, mientras que en el caso de las exportaciones no petroleras la serie está disminuyendo desde julio. La conclusión es clara, las exportaciones se están estancando.

Twitter: @EduardoSojoGA

*El autor es profesor asociado del CIDE.

También te puede interesar:
Signos de preocupación
Sexenio del empleo formal
Agenda del sector privado desde el ámbito público (III)