Opinión

Otra vez, hasta el hartazgo

1
  

   

Adelantan campañas en Veracruz. (Itzel Villa)

En 13 estados están a punto de comenzar las campañas electorales y los ciudadanos tendrán que soportar pautas comerciales de horas de spots de radio y televisión, gracias a los espacios gratuitos de publicidad que se otorgaron los partidos políticos con las reformas electorales de 2007 y 2014.

Además de saturar al televidente, esta publicidad tiene un alto costo para las televisoras nacionales, que cada año tienen que regalar sus espacios a los partidos políticos, sobre todo en época de elección.

Un ejemplo de la crisis que se genera para las televisoras es lo que sucedió el año pasado, en el que además de la elección de nueve gobernadores se renovó la Cámara de Diputados.

Durante el proceso electoral, televisoras y radiodifusoras transmitieron de forma gratuita 24.2 millones de spots con propaganda de diez partidos políticos y promocionales del Instituto Nacional Electoral (INE).

Integralia, que dirige Luis Carlos Ugalde, publicó en EL FINANCIERO que si los partidos hubieran comprado los spots, tan sólo los transmitidos en las 116 emisoras concesionadas de la Ciudad de México y el Estado de México, hubieran tenido un costo de 15 mil 814 millones de pesos.

Estos espacios los pudieron vender a cualquier otra empresa que quisiera promocionarse, por lo que los spots electorales ya no resultan tan gratuitos.

El año pasado se dio a conocer que en los últimos tres meses de 2015 Televisa registró una caída en sus ganancias de 39.9 por ciento por menores ventas de publicidad que bajaron 16.4 por ciento.

Este anuncio repercutió en la Bolsa Mexicana de Valores, que envió un comunicado en el que explicó que la baja en los ingresos de publicidad fue resultado de las campañas electorales del pasado mes de junio, en el que tuvo que ceder tiempo gratuito a partidos políticos y candidatos.

Y las televisoras tuvieron otro gran golpe económico, al salir del aire casi 26 mil spots de bebidas y alimentos con alta densidad calórica, al retirarse las pautas publicitarias de estos artículos en los horarios infantiles, que son de 14:30 a 19:30 horas de lunes a viernes y de 07:00 a 19:30 horas sábados y domingos.

Fortalecemos las enormes prerrogativas de los partidos políticos al regalarles spots que llevan a la ciudadanía al hartazgo, cuando las televisoras enfrentan nuevos modelos de competencia por los avances en las telecomunicaciones.

QUÉ BUENO QUE HAY IZQUIERDA
La izquierda en México que posicionó en la agenda nacional temas como el aborto, la voluntad anticipada y el matrimonio de las parejas del mismo sexo, ahora tiene una gran representante, la diputada local por Morena en Tabasco, Candelaria Pérez Jiménez.

Esta prócer de los avances progresistas en la agenda de derechos humanos dejó claro que le “gustaría que no existieran los gays, pero qué le voy a hacer si eso no se puede”.

Y basa su profunda definición en su defensa a la familia y su opinión espiritual: “Mi opinión es que, como familia, no lo puedo aprobar. Yo no lo puedo felicitar”.

No obstante, como mujer de equilibrios acepta, aunque lo lamente, que tendrá que respaldar la iniciativa presentada en su estado para reconocer a las parejas del mismo sexo, porque contravendría los derechos humanos.

Esta legisladora es parte del resultado del experimento de Andrés Manuel López Obrador de ser seleccionada mediante una tómbola para ocupar la curul por la vía plurinominal.

Twitter: @ginamorettc

También te puede interesar:
Pronto, la rebelión
Un independiente para 2018
Ya casi son candidatos