Opinión

Operación rescate a los estados

 
1
 

 

predial

Qué gran acierto la propuesta de Carlos Sada como embajador en EU: conocimiento, experiencia y honradez.

He comentado cada mes sobre el comportamiento de las participaciones pagadas a las entidades federativas, observándose una fuerte caída en relación al mismo periodo de 2015, como respecto a lo programado para este año: en enero la caída fue de 5 mil millones respecto a lo programado, en febrero de 10 mil 509, esto 15 mil millones de pesos menos el primer bimestre, en marzo una ligera recuperación de mil 618 millones. La caída del principal ingreso de las entidades federativas, acumulado a marzo fue 9.8 por ciento menos respecto al programa, por lo que se tendrá que activar en próximos días el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, el FEIEF, el cual tiene como fin compensar la disminución de la recaudación federal participable (RFP) con respecto a lo estimado en la Ley de Ingresos de la Federación para el año en curso.

Este Fondo fue creado el 25 de abril de 2006, como un Fideicomiso FEIEF, siendo el fideicomitente la SHCP y el fiduciario, Banobras. El mismo ha recibido recursos del Derecho Extraordinario sobre la Exportación de Petróleo Crudo (DEEP), de ingresos excedentes –cuando los hubo– y de rendimientos financieros.

Se les tendrá que pagar 10 mil 263 millones de pesos, esto es tres terceras partes de los 13 mil 816 millones que no recibieron en el primer trimestre. No olvidemos que si se mantiene esta tendencia, en los tres primeros trimestres se compensaría hasta el 75 por ciento, pero en el cuarto trimestre sería el 100 por ciento. Como sucedió en 2009 y 2012.

Hoy el FEIEF cuenta con alrededor de 39 mil millones de pesos, que se disminuirán con lo que se pagará en unos días, los 10 mil 362 millones que equivalen a una cuarta parte del Fondo de Estabilización.

Queda claro que este año será más difícil que el anterior, cuando el IEPS de gasolinas fue un bálsamo para la hacienda pública de los tres órdenes de gobierno. Este año ya es un impuesto fijo, los precios han estado por debajo de lo establecido en el presupuesto y se ha dado una reducción adicional en la producción de petróleo, lo cual por supuesto impacta a las finanzas públicas. En 2013, el IEPS de gasolinas fue negativo en 5 mil 500 millones de pesos, en 2014 ya dio 16 mil 394 millones, 79 mil 400 en 2015 y a marzo de este año está cerca de los 90 mil millones.

En 2015 el IEPS sirvió para ganar - ganar.

El impacto de menores participaciones en términos reales respecto al año anterior, como en relación a lo estimado, no es igual para todos, ha pegado más a algunos estados que a otros. Un caso excepcional es el DF, que recauda más de la mitad de sus ingresos totales, en cuya recaudación de ingresos propios, destacan el impuesto predial y el impuesto sobre nóminas, en los que ha recaudado por arriba de lo programado.

Este primer trimestre el FEIEF pagará mil 530 millones al Edomex, 999 a la CDMX y 705 a Jalisco; en el otro extremo Tlaxcala, Nayarit, Campeche, Baja California Sur y Colima recibirán menos de 100 millones de pesos. Hidalgo 214.

Por otra parte existe una vinculación entre deuda estatal y el comportamiento de sus participaciones, de ahí el endeudamiento acelerado en algunas, especialmente de 2007 a la fecha, aunque no olvidemos que en diez entidades se concentra más de tres terceras partes de la deuda subnacional. El crecimiento ha sido espectacular en algunas como Quintana Roo, Chihuahua, Coahuila, Nayarit, Veracruz, y Zacatecas, entre otras.

Si se acaba el FEIEF, la única opción para salir sería más deuda o recaudar más, pero esto último se limita por los impuestitos que pueden cobrar los estados; desde luego darle calidad y transparencia al gasto público. Porque urge replantear la distribución de potestades tributarias.

También te puede interesar:

¿Política fiscal, instrumento para el desarrollo?

La morosidad de los gobiernos locales

¿Crisis fiscal en los estados?; reunión en Tabasco