Opinión

Ojo con los datos de la Fed

 
1
 

 

ME. Ojo con los datos de la Fed.

Desde el viernes pasado los mercados financieros han perdido presión.

El ejemplo más claro lo tenemos en el valor del dólar. El jueves pasado la divisa estadounidense cerró en 19.39 pesos en el mercado al mayoreo. Ayer su cotización terminó en 18.81 pesos, una baja de 3.0 por ciento en sólo un par de días hábiles.

Pero en las bolsas de valores también se percibió otro comportamiento.

En Estados Unidos ayer no operaron por ser el feriado del Día de los Presidentes.

Pero, por ejemplo, el Euro Stoxx, uno de los más amplios de Europa, registró una ganancia de 4.6 por ciento del jueves al día de ayer. El caso del índice Nikkei de Japón fue aún más llamativo porque en sólo dos días subió 11.6 por ciento.

Para no ir muy lejos, aquí en México la bolsa ganó 2.0 por ciento en el mismo lapso.

¿Quiere decir esto que hay un cambio en las expectativas que se refleja ya en mejor ánimo de los inversionistas?

Me temo que no.

Mañana la Reserva Federal dará a conocer un importante indicador, se trata de la producción industrial.

El dato más reciente, correspondiente a diciembre, marcó una caída de 0.4 por ciento respecto a noviembre y de 1.8 por ciento respecto a diciembre de 2014.

La encuesta de Bloomberg entre 62 economistas indica que en enero la cifra sería positiva en 0.4 por ciento.

Si el resultado estuviera por debajo de ese dato, o peor aún, si cayera en cifras negativas, sería un factor que podría afectar seriamente a los mercados, causando nuevamente desánimo.

La trayectoria a la baja que ha tenido la producción industrial en Estados Unidos (EU), pese a la energía barata, deriva sobre todo del ‘superdólar’.

Tener una moneda fuerte le ha significado a EU debilidad en sus exportaciones. En diciembre pasado se exportaron bienes con un valor 9.7 por ciento inferior al del mismo mes de 2014 y en el año completo la caída fue de 7.3 por ciento.

Y lo peor es que no hay indicios que nos señalen que ese comportamiento pueda revertirse pronto, con lo que afectará a las exportaciones mexicanas que dependen fuertemente de la producción industrial de EU.

El otro factor que esta semana puede incidir en las expectativas son las minutas tanto de la Fed como del Banxico, que se darán a conocer el jueves.

Veremos si en las discusiones internas de quienes toman las decisiones se observa el temor de una actividad económica más débil para este año.

Como le he comentado, percibo que en el momento en el que el Banxico observe que hay indicios de contagio de la devaluación a la inflación o a las expectativas inflacionarias, actuará con un alza de tasas, tal vez para marzo, lo que no va a hacer la Fed, a la que ahora se percibe reticente a aumentar el resto del año, ante la debilidad que se observa en la economía.

En México, el efecto que tiene un alza de las tasas del Banxico en la actividad productiva es mucho menor que en EU porque el peso relativo que tiene en los costos del crédito es muy inferior.

Por eso, un alza en México podría abaratar el dólar sin tener costos significativos en el ritmo de la actividad económica.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Las dos caras de nuestra economía
Banxico subirá sus tasas antes que la Fed
La ‘millonada’ que Banxico dará al gobierno