Opinión

OHL, los enredos del
gobierno de Eruviel (y III)

1
  

  

El gobernador mexiquense, Eruviel Ávila. (Archivo/Cuartoscuro)

Un tanto exasperado porque tenía que cumplir requerimientos de los directivos españoles de OHL, el defenestrado Pablo Wallentin urgió al encargado de Planeación Financiera de OHL México, José Luis Muñoz, para que le armara un cálculo que hiciera creer a funcionarios del gobierno del Estado de México que estaban imponiéndose en una negociación.

Se trata, dice Wallentin a Muñoz, de presentar a funcionarios del Edomex una corrida financiera maquillada para dejarlos “ganar de forma, aunque no de fondo”.

En concreto, el hoy exejecutivo de OHL urde la maniobra para engatusar al entonces (enero de 2015) secretario de Comunicaciones Apolinar (Polo) Mena y a Erasto Martínez Rojas, entonces secretario de Finanzas de Eruviel Ávila.

Tras mencionar que tiene que lograr la aprobación de Polo y Erasto, Wallentin llega al extremo de preguntar a Muñoz por qué OHL no puede entregar una corrida financiera en los términos que, según se desprende de la llamada filtrada el 4 de mayo https://www.youtube.com/watch?v=_nLKxFvcAOg, les estarían pidiendo desde el gobierno.

“Porque le doy más armas para que esté, para que él siga lógicamente pues, haciendo preguntas, y simplemente salen y salen más preguntas”, responde Muñoz.

Como se sabe, tras ser exhibido –en otra llamada del escándalo OHL– negociando una vacación en Mayakoba, en mayo Polo Mena fue separado de su puesto. Pero lo que no se ha mencionado suficientemente es que Erasto Martínez Rojas es hoy un supersecretario en el gabinete de Eruviel: las secretarías de Comunicaciones y la de Agua y Obra Pública fueron fusionadas en julio creándose la de Infraestructura, y al frente de la misma quedó Erasto.

Si Erasto fue, en el mejor de los casos, chamaqueado por OHL cuando era secretario de Finanzas, ¿qué hará con esa empresa ahora en su calidad de supersecretario de Infraestructura? ¿Si no fue chamaqueo fue complicidad?

Erasto ocupa hoy el puesto que surge de la fusión de dos entidades cuyos titulares tienen mucho qué decir sobre el contrato de Infraiber y sobre la concesión de OHL en el Circuito Exterior Mexiquense.

Poque además de sustituir a Polo Mena, Erasto también sustituye al ingeniero Manuel Ortiz, quien por motivos personales en julio dejó la secretaría de Agua y Obra Pública.

Manuel Ortiz (además secretario de Comunicaciones con Montiel) fue quien dirigió, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el Sistema de Autopistas, Aeropuerto, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México (SAASCAEM); en ese periodo este organismo fue autorizado para contratar el monitoreo de aforo vehicular, autorización que derivó en una adjudicación directa a la empresa Infraiber, compañía que desde enero ha denunciado que la concesión a OHL está plagada de irregularidades. A su vez, Infraiber es acusada por OHL de estar detrás de las llamadas filtradas.

El 28 de julio, al nombrarlo secretario de Infraestructura, Eruviel Ávila dijo que “tocará a la gestión del secretario Erasto Martínez coadyuvar con la Secretaría de la Contraloría porque ya el próximo mes daremos a conocer los avances o en su caso, ya conclusiones del tema relacionado a la empresa OHL, tal y como lo ofrecí a la opinión pública”. http://bit.ly/1OAgQPx

O sea, si intentara una investigación en serio sobre OHL Erasto debe investigar a sus antecesores Manuel Ortiz, Gerardo Ruiz Esparza y Polo Mena. Y debe, no hay que olvidarlo, investigarse a sí mismo.

Para terminar de complicar el enredo, Polo Mena fue rescatado hace un mes por Eruviel, quien lo nombró secretario técnico de gabinete.

Se equivocó el funcionario de OHL: las corridas financieras maquilladas también generan más y más preguntas.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Infraiber, el misterio de un contrato (II)
Ruiz Esparza, ¿y las explicaciones sobre Infraiber? (I)
La carambola de tres bandas de Peña Nieto en la Corte