Opinión

Odebrecht y la amnesia del gobierno mexicano

  
1
  

  

Odebrecht

Mujeres, son metales en estado de algodón (EB)... Felicitaciones a todas desde este espacio.

Ya llevamos tres meses del año y al parecer autoridades mexicanas sólo esperan que se diluya en la memoria colectiva y en la opinión pública el caso de corrupción más fuerte de Latinoamérica ligado al monstruo (en el sentido literal) del sector energético y construcción: Odebrecht.

Ni un sólo procedimiento administrativo, ni una investigación en formal (al menos pública), ni mucho menos alguien que haya sido llamado a comparecer por este caso que conmocionó al sector empresarial y político de Brasil (en donde ya hay detenidos y enjuiciados), y que pareciera que en México simplemente fue una buena nota de impacto.

En Colombia, por ejemplo, fueron llamadas a comparecer ante el fiscal general a dos exministras, una de Transporte y otra de Educación, por estar involucradas en la avalancha de corrupción que Odebrecht detonó en ese país.

El fiscal está por presentar acusaciones formales en contra de los empresarios Enrique y Eduardo Ghisays, por haber creado una empresa a través de la cual se canalizaron sobornos a un exviceministro de Transporte de aquella nación.

Incluso en unos días iniciará el juicio en contra del excongresista Otto Bulo, al que se le acusa de haber canalizado pagos de Odebrecht a campañas electorales.

Por otra parte, el expresidente de República Dominicana, Hipólito Mejía, tuvo que hacer un posicionamiento al respecto en cadena nacional, en el cual se deslindó por completo asegurando que ni él, ni su gobierno, se prestó a esas prácticas (qué valor).

En un tono menor, la semana pasada se reunieron los fiscales generales (el equivalente a procuradores) de Ecuador, Perú y Colombia para compartir información sobre los sobornos de Odebrecht. Aunque sea se tomaron la foto.

Más al sur de América el caso es similar a México, pues las investigaciones todavía siguen en un plano político y aún no brincan nombres.

En Argentina, específicamente, el caso apenas está despertando. Según reporta El Universal de Venezuela, ya existió una primera reunión entre ejecutivos de Odebrecht y funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, en la que los primeros piden negociar los castigos y multas a cambio de cooperar en las investigaciones.

Hasta en Perú ya citaron al expresidente Alan García para que comparezca ente el fiscal general.

¿En México? Bien gracias. ¿Y tú, cómo amaneciste?

PERRO NO COME PERRO
Sobre la aportación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad en el caso Odebrecht considero necesario puntualizar lo siguiente, pues yo fui el ciudadano que realizó una de las solicitudes de información al entonces IFAI, que refiere el reportaje (gracias por la cita):

1.- No existe una conexión real que exponga que Odebrecht sobornó a funcionarios mexicanos a través de Braskem en México, además de que esta última reconoció haber pagado 'mordidas' sólo en Brasil.

2.- El precio al que Pemex vende el etano a Braskem-IDESA, y que la investigación sugiere que pudo ser el motivo de un soborno, ya no es exclusivo para ellos. Es el mismo que ahora da Pemex a otras empresas.

3.- Pemex fue el responsable de seleccionarles el socio a IDESA.

Correo:
atorresh@elfinanciero.com.mx

Twitter:
@Atzayaelh

También te puede interesar:
La 'contrarreforma' energética se están gestando en Pemex
Los 22 valientes que enfrentarán las tomas clandestinas en México
Lo que debe cambiar la reforma energética