Opinión

No somos sus ovejas pa' que nos maten

En el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, la noche del miércoles y luego de entrevistarse con el presidente Enrique Peña Nieto, Emiliano Navarrete Victoriano dio un testimonio que se convertirá en referente sobre la actuación de las autoridades de este sexenio.

Emiliano se presentó como “un padre de un muchacho que para mí no está desaparecido, para mí fue raptado por unos uniformados, que son policías municipales de Iguala”. Y luego pidió que se difunda lo que les ha ocurrido.

“Fíjense que yo no tenía la necesidad de andar por acá, pero desgraciadamente por culpa de nuestro gobierno, que agredieron a nuestros muchachos estudiantes de la normal de Ayotzinapa, como ustedes ya saben han visto o vieron, que ellos fueron agredidos cobardemente, disparándoles a matar, como si fueran algunos maleantes. Los muchachos iban desarmados, no eran delincuentes. Por qué ese gobierno actúa en esa forma, a mí me llena de coraje de las actuaciones del gobierno que suponemos que debe de estar para ayudarnos, porque no somos sus ovejas pa’ que nos mate a la hora que les dé su gana, ¿verdad?

“Estuvimos en Guerrero pero por parte del estado no hemos tenido ninguna respuesta positiva, hasta el momento no hemos tenido alguna pista de nuestros hijos, que esté con vida, o que regrese a casa, verdad. Por eso tuvimos la necesidad de venir a hablar aquí con el señor presidente, a exigirle, como le digo, no, yo no le vine a pedir un favor, no, le vine a exigir como ciudadano mexicano que soy, que tengo mis derechos, por qué su gobierno actúa de esta manera, acribillando nuestros muchachos, agrediendo, comportándose de una manera muy inhumana.

“Por qué el presidente de Iguala no dio la cara en el momento que pasaban los hechos, de mandar a traer a sus servidores para que le rindieran cuentas. En lugar de hacer eso, señores, ustedes se dan cuenta de que escapó, como las ratas cuando el barco se les hunde, salen huyendo. Igualmente el gobernador, en lugar de actuar porque vio que su presidente de Iguala no estaba respondiendo como debe ser, como todo un hombre, hizo lo mismo que su compañero, y para mi modo de ver son cómplices, por qué, porque si no, vieran dado la cara (sic) para resolver lo que estaba pasando en su momento. Pero qué pasa: huyen como las ratas que son, para mí es mi modo de pensar, no sé para ustedes, ¿verdad?

“Por eso venimos a estar a una entrevista con la persona más elevada que es nuestro presidente de México, como se lo dije: ¿acaso también él va a salir huyendo como los demás? Quiero que enfrente las cosas, que dé la cara, que se quede parado y que nos resuelva. Porque eso queremos: justicia, queremos nuestros hijos de regreso.

“Yo cuando regreso a mi casa me da tristeza regresar, ver a mis hijos que no les llevo nada, otra vez llegué sin nada, sin ninguna… sin algo bueno, que ya encontré a su hermano, me da tristeza; y al caminar por mi calle del barrio donde vivo me siento como un desconocido. Me da coraje que nuestro gobierno, a mi punto de vista, yo pensaba que era más eficaz, pero ahora que me doy cuenta no son ni el diez por ciento de lo que yo pensaba”. Aquí el discurso http://bit.ly/1wOTvCr

Por haber decidido erróneamente que el encuentro fuera en una reunión cerrada, el presidente Peña Nieto perdió la oportunidad de tomarle la palabra en público a Emiliano, y a tantos como Emiliano.

Twitter: @SalCamarena