Opinión

No somos país petrolero

 
1
 

 

No somos país petrolero.

México fue alguna vez un país petrolero. Ya no lo es.

La afirmación puede sonar reiterada, pero este 2016 se consumará ese hecho.

El Inegi dio a conocer el viernes pasado las cifras del comercio exterior a enero. En ellas se reveló que las exportaciones petroleras fueron de un mil 60 millones de dólares. En contraste las importaciones petroleras (sumando bienes de consumo e intermedios) ascendieron a dos mil 116 millones de dólares. Es decir, tenemos un déficit de productos petroleros de un mil 56 millones. Es decir, somos importadores netos de productos petroleros.

En realidad, la situación no es nueva, data del año pasado. En 2015 México realizó exportaciones petroleras por 23 mil 432 millones de dólares, pero hizo importaciones por 33 mil 288, con un déficit comercial de nueve mil 856 millones en este rubro.

En 2014 todavía habíamos tenido un pequeño superávit de un mil 490 millones, que de cualquier manera no se compara ni remotamente con el saldo favorable de 2003, cuando llegó a 10 mil 78 millones.

Quizás en donde aparezca más claro que nunca el escaso peso de la actividad petrolera en la economía es en el PIB. El porcentaje del producto que representa la extracción de petróleo es de sólo 5.1 por ciento. En 2011 representaba 7.0 por ciento.

Aun si se suma la refinación de petróleo, se llega apenas a 5.8 por ciento.

Otro rubro que ha cambiado es el peso relativo de los ingresos petroleros en los ingresos públicos, aunque en esta materia el petróleo y sus derivados sigan siendo importantes.

El año pasado, aun considerando el IEPS a las gasolinas como parte de estos ingresos, representaron 24.8 por ciento del total; si se excluye el IEPS, el porcentaje fue de 19.7 por ciento. No es poco, pero no se compara con los datos de 2003. En ese entonces representaban 33.2 por ciento del total si se incluye el IEPS referido o 27.7 al excluirlo.

En el pasado, hablar de industria petrolera era prácticamente sinónimo de hablar de Pemex. En el futuro serán cosas diferentes. Con las decisiones que hoy se van a anunciar, estaremos en el camino de convertir a Pemex en una empresa más pequeña, más robusta y en algún momento de los próximos años, rentable.

Y más allá de la coyuntura que estamos viviendo ahora. En el horizonte de una década, hay condiciones para tener a una industria petrolera más grande, más robusta y altamente rentable.

Encuestas en EL FINANCIERO

A partir de este día EL FINANCIERO comienza una nueva etapa en la realización y publicación de encuestas y estudios de opinión.

La incorporación a EL FINANCIERO de Alejandro Moreno, quien presidió recientemente WAPOR, una de las organizaciones de encuestadores más importantes del mundo, y es uno de los encuestadores más reconocidos a nivel internacional, impulsará la realización frecuente de estudios diversos, que irán desde los tradicionales de intención de voto o evaluación de gobiernos hasta la construcción de rankings en diversos ámbitos. Así, EL FINANCIERO, al cumplir próximamente sus primeros 35 años, se convertirá en el medio de referencia para las encuestas en México.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
¿Viene en camino la recesión?
Pemex, mucha tela de dónde cortar
Condiciones para la viabilidad de Pemex