Opinión

No entienden ni un pito

  
1
  

  

El Hoy No Circula es vital por la salud de los niños, aseguró Miguel Ángel Mancera, jefe de Gobierno de la CDMX. (Cuartoscuro)

La verdad, acéptenlo, no entendieron ni jota, ni pito pues, al doctor MAME. Él andaba en ánimo autocrítico y ustedes salieron con albures baratos. Por fin el gobierno (es un decir) de la capital ofrecía a los ciudadanos un mecanismo para evaluar su desempeño y ahí van a tirar por la borda este intento de apertura gubernamental. Quién los entiende.

Si hubieran entendido, si estuvieran en la disposición, irían a una oficina de gobierno, piden su pito y listo, quedarían armadas y armados para lanzar “una señal de alerta a la sociedad de que algo está pasando ahí, de que no podemos estar indiferentes”, como pidió el doctor.

Por ejemplo, en un caso de hace dos semanas el pito habría sido harto útil. Una mujer mayor originaria de la Ciudad de México fue violada y amenazada de muerte por su pareja (no era la primera vez que la atacaba). Llamó a la Unidad Especializada en Delitos Sexuales de la PGJDF y ocurrió que: 1) le dijeron que como ya se había bañado mejor fuera al Centro de Justicia (no se rían, así se llama) para las Mujeres; 2) ahí sólo había una abogada, quien la trató del nabo; 3) se pidieron medidas de protección (se llama Código Águila), que deben tardar máximo 48 horas en entrar en acción: el comandante que debía instrumentarlas llegó a los siete días (qué bueno que era Águila) y duraron sólo un día…; 4) la remitieron al Edomex, donde fue la violación y, como no tenía marcas físicas de violencia, le dijeron que conciliara; y 5) resumen de pretextos: no está el médico legista, no trae credencial del INE, no sabe leer ni escribir…

Si ustedes hubieran entendido, si sus bromas de mal gusto no hubieran hecho que se embodegaran miles de pitos, hoy destinados al olvido, esta persona, de la que se resguarda la identidad por obvias razones, podría haber accionado el silbato como siete veces, una por cada ocasión en que el gobierno de la Ciudad de México, surgido de la izquierda pero en el hoyo de la historia, revictimizaba a la víctima que tuvo la osadía de ir a pedir atención tras ser violada.

Otro caso, éste denunciado el lunes por @Nayeli_Meza en Twitter:
1. @MetrobusCDMX un individuo de 50 años aprox. me acaba de introducir la mano debajo del vestido en las escaleras de la estación #Circuito.

2. Intenté solicitar apoyo de los oficiales encargados de la estación y su respuesta fue la peor.

3. Me cuestionaron por la forma en que vengo vestida y además me dijeron que “¿por qué venía sola?”, si ya sabía a lo que me ”enfrentaba”.

4. Lo frustrante no es que me hayan negado el apoyo bajo la excusa de que no tuve cómo “comprobar”, pues las mujeres “exageran por todo”.

Si Nayeli hubiera tenido su silbato rosa, cada vez que los policías le decían tales imbecilidades, ella pudo haber sacado la ocarina y empezar a lanzar la MAMESeñal de ”alerta a la sociedad de que algo está pasando ahí, de que no podemos estar indiferentes”. ¿Ora sí captan?

Si no fueran tan obtusos, si no fueran antitodo, habrían valorado esa maravillosa propuesta del doctor.

Por eso él mejor se fue a París, allá sí entienden a los genios, no como aquí, donde ustedes echaron a perder el producto de interminables sesiones de trabajo, en las que se parió la sonora idea de usar el pito contra las instituciones. ¿Se imaginan la ciudad? La silbatina sería ensordecedora. Pero, hala, duros de entendederas, qué gran oportunidad histórica han desperdiciado. Pobre MAME.

Twitter: @SalCamarena

También te puede interesar:
Duarte, millones retirados en efectivo
¿Qué pasa en el Inai?
La palabra de David