Opinión

Ninis, gestación de una crisis financiera

 
1
 

 

Ninis

Según el Banco Mundial 600 millones de jóvenes ni estudian ni trabajan -ninis- (EL FINANCIERO, 14 de octubre), lo cual tiene serias implicaciones en el terreno de la administración familiar de hoy, pero también en el de mañana.

La frustración de los muchachos y la falta de libertad al vivir con sus padres, es tan sólo una parte del problema. Lo serio viene en el ámbito económico y, sobre todo, en su futuro.

En México es un lujo no trabajar porque el nivel de riqueza es muy reducido, por lo que habría de incluirse un elemento adicional a este fenómeno: el subempleo. Es decir, jóvenes que sí laboran; sin embargo, lo hacen en actividades diferentes a su carrera o por debajo de su capacidad productiva.

Según el Banco Mundial, en la siguiente década sólo 40 por ciento de los jóvenes que ingresen al mercado laboral obtendrán un empleo.

En nuestro país podría llegar a ser peor.

El primer resultado es obvio, un salario nulo o exageradamente bajo que se suma al de los padres que por la edad deberían de estar pensando en ahorrar para la jubilación en lugar de seguir siendo responsables de sus hijos. Por tanto, hay un deterioro en las finanzas de ambos.

Los ninis en México van en aumento por el llamado bono poblacional que lleva a que más jóvenes estén en edad de laborar, generando un exceso de oferta y, por tanto, el abaratamiento de la mano de obra.

La falta de plazas e ingresos mínimos conducen a minar la capacidad de ahorro y provocan una crisis en el largo plazo en términos de su retiro.

En este espacio ya se comentó en entregas anteriores sobre la problemática del sistema de pensiones y esto se agravaría con las condiciones de los ninis.

Otra característica de los millennials es que por razones de preferencia y económicas, están decidiendo casarse a edades mayores, lo cual lleva a que tendrán a sus hijos universitarios en sus cincuentas o sesentas, dificultando el tema de ahorro para el retiro.

Hay otros efectos colaterales que el mismo Banco Mundial señala, como la tensión social por la falta de empleo.

Para México también habría que agregar el hecho que en un nivel socioeconómico bajo, los ninis son un buen caldo de cultivo para la delincuencia.

Tal vez el lector note un tono pesimista, pero más allá de una rendición busca preocupar a las nuevas generaciones sobre este escenario para que pongan de su parte todo lo posible para impedirlo.

Twitter: @finanzasparami

También te puede interesar:
¿Cómo sería el sistema de pensiones según la OCDE?
¿Cómo evitar una catástrofe en tu pensión?
¿Presupuesto con base cero en las finanzas personales?