Opinión

¿Muy petroleros? Así nos ven los vecinos

 
1
 

 

Emilio Lozoya, director de Petróleos Mexicanos (Pemex) [Bloomberg/Archivo]

Unas cuantas frases bastan para apreciar lo que los estadounidenses perciben de sus vecinos en materia petrolera.

La información surge de un documento que actualizan esporádicamente en su Agencia de Información Energética (EIA), cuya versión más nueva liberaron el lunes pasado, todo, justo a días de que aquí vayamos a la segunda subasta de nuestros recursos petroleros en la Ronda 1.2, de la CNH que comanda Juan Carlos Zepeda.

Van los mejores textos del Mexico Country Analysis Brief.

Uno. Se nos acabó el vuelo:
“Cantarell aportó el 13 por ciento de toda la producción de crudo en 2014, comparado con el 64 por ciento que representó en 2004”.

No se han fijado en las cifras de septiembre de 2015. Éstas muestran que sólo entrega ya 9.4 por ciento del total. Se va Cantarell.

Dos. Nos faltó puntería:
“Pemex ha invertido fuertemente en Chicontepec (campos terrestres al noreste de la Ciudad de México).

“A pesar de su potencial, su producción sólo fue de 49 mil barriles diarios en 2014. (Por sus recursos distanciados) muchos costosos pozos son necesarios, las tasas de retorno son bajas y la de declinación, alta”. Nada más qué decir.

Tres. Pura esperanza:
“Pemex espera aumentar su producción en los próximos años, en parte por la vía del campo satélite Ayatsil, con capacidad de 150 mil barriles diarios, no obstante, algunos difieren sobre si Ku-Maloob-Zaap (KMZ) ya alcanzó el pico de su producción”.

Es decir, quién sabe si Pemex, que comanda Emilio Lozoya, pueda aumentar ya la producción. KMZ, el más grande de todos, aporta 37 por ciento de la producción nacional de crudo. Eso es dos puntos porcentuales más que hace un año. Crucen los dedos.

La producción total de Pemex en las tres primeras semanas de septiembre promedió 2.27 millones de barriles diarios. Eso es 5.0 por ciento menos que hace un año exacto.

Cuatro. Poco, devaluado y nos lo roban. Va tal cual:
“El robo en los ductos es una realidad. La escala del problema no está clara y aunque las estimaciones de petróleo robado varían, funcionarios mexicanos han declarado que entre 2013 y 2014 hubieron más de tres mil 600 tomas clandestinas, 66 por ciento más que un año antes, lo que resultó en pérdidas por unos 800 millones de dólares (13 mil 600 millones de pesos). Sinaloa y Veracruz son citados como los estados más afectados en años recientes”.

Pásele a su coladera. La semana pasada, Miguel Tame, de Pemex Refinación, dijo que el robo suma 27 mil barriles diarios de gasolina. Es una pipa de esas que circulan en la calle, cada siete minutos.

Ahora, sí. Bienvenido quien venga a invertir, porque para evitar que las arcas públicas se desplomen, aquí urge que produzcan crudo quienes puedan evitar que alguien se lo robe.

* * *

Incluye Uber. El mercado quiere Uber y Renault pretende que los vehículos con los que atiendan esos servicios salgan de sus agencias. La francesa presume un supuesto convenio con la empresa administradora de la aplicación de transporte.

Twitter: @ruiztorre

El bache entre Emilio y Enrique (II)

Ya puede empezar su proyecto para producir gasolina en México
Diez duras respuestas de líderes en Pemex

1
 
EVIDENTE

 Promoción

Parteaguas.