Opinión

Murat se acerca a Gobernación, y el misterioso caso de Colima

1
  

   

Murat en Gobernación

A las 15:15 de ayer se estacionó intempestivamente una Land Rover, negra, vidrios polarizados y rines cromados, frente al bar Bamboleo de la calle Lisboa, a unos pasos de Gobernación. Entonces descendió escoltado José Murat, quien esta mañana, es casi probable, el primer periódico que leerá será The New York Times.

El diario, uno de los más influyentes del mundo, quizá también, le haya quitado el sueño desde el sábado cuando se divulgó lo que el exgobernador de Oaxaca siempre negó: ser dueño de propiedades en Estados Unidos. El sábado se supo apenas de seis. El periódico, sin embargo, advirtió de que hoy dará a conocer más casos, pero en ese inter El Universal documentó también un avión de Murat.

En la fotografía tomada a la distancia por un conocido de este reportero, antes de que Murat entrara al bar, saluda a un hombre con un seco apretón de mano, quien rápido se sube a un auto y se marcha. La foto apenas muestra el perfil de esa persona. Los testigos sostienen, eso sí, que tiene un parecido a Ulises Ruiz, su adversario en el PRI.
Entró al restaurante y salió presuroso, cuenta el testigo. “No se veía como siempre, quizá preocupado”, dice.

¿Acudió a Gobernación a ver a Osorio Chong (quienes hacen antesala suelen acudir a ese lugar)? ¿Busca el apoyo de Peña? ¿Cómo se van a pronunciar en Los Pinos en este caso cuando ni siquiera superan lo de las casas de Ixtapan de la Sal, Las Lomas y Malinalco? ¿Van a dejar morir solo a su artífice del Pacto por México?

Los temas de corrupción no dejan de salir a flote. Siguen siendo asuntos de todos los días. No se debe ni se puede dejar de hablar de ello.

–Su opinión sobre el tema de Murat?–, le preguntó un periodista a Miguel Barbosa, presidente del Senado de la República.

–La ley sirve para sancionar a los corruptos de hoy, ¿no? Si hay desvío de recursos para fines particulares de parte de Murat, que se aplique la ley.

* * *
EL EXTRAÑO CASO DE MENDOZA. Para la dirigencia nacional de Gustavo Madero, a Virgilio Mendoza, su candidato puntero para ganar la gubernatura en Colima, se lo trago la tierra. Es un misterio. Los panistas no saben nada de él. Es probable que más sepa el PRI. Desde la semana anterior, me cuenta un panista clave en el caso, empezó a portarse raro. Era como una luz intermitente. Aparecía y no.

–Acá te esperamos–, dijo Andrade en una llamada a la jefatura nacional.

Y no se apareció en el partido como quedó.

–¿Cuándo vas a venir?–, volvió a cuestionarle la jefatura.

Y volvió a fallar.

Madero pensó en un plan B. En Jorge Luis Preciado, coordinador del PAN en el Senado.

Vino la tercer llamada.

Y menos. De plano se extravió.

Seis o siete puntos iba arriba. No hay una explicación, pero creen que hubo traición y que se irá al Partido Revolucionario Institucional. ¿Pero allá qué le van a dar si el candidato Ignacio Peralta del PRI ya fue designado por César Camacho, presidente de este partido? Esos Virgilios nomás son ave de mal agüero.

10 SEGUNDOS… Por un descuido ayer mencioné aquí que Alfredo Elías Ayub es yerno de Carlos Slim cuando en realidad el del parentesco es Arturo Elías Ayub. Hojas en blanco en la mano, el zapato ligeramente afuera del pie y sentada en la cafetería del FCE estaba atenta. La senadora panista Gabriela Cuevas, presidenta de la comisión de Relaciones Exteriores, anotaba ideas del internacionalista Rafael Fernández de Castro. Algo se habló de Canadá y las visas. Habrá que ver.

Twitter: @alexsanchezmx

También te puede interesar:
La mano de Slim
Fraude en el PRI-DF
Tiro de precisión