Opinión

Movilizan a operadores al Estado de México

    
1
    

     

ME. Abstencionismo, el verdadero ganador en las elecciones del Edomex.

Sólo faltan 20 días para la elección del 4 de junio y en el Estado de México se juega de muchas formas el futuro del país.

Es por ello que el PRI y Morena movilizan a todos sus operadores políticos para lograr ganar; unos y otros aseguran estar arriba por un mínimo margen. De cualquier forma, hablamos de un empate técnico en el que los votos de los indecisos, que oscilan entre 16 y 18 por ciento, son fundamentales.

El PRI tiene encargados a funcionarios de primer nivel y gobernadores como Alejandro Moreno, de Campeche; Alejandro Murat, de Oaxaca; Gerardo Ruiz Esparza, de Comunicaciones y Transportes; Mikel Arriola, del IMSS; José Narro, de la Secretaría de Salud, y David Penchyna, de Infonavit, en los municipios más difíciles como Ecatepec, Zumpango, Netzahualcóyotl, Tlalnepantla y Texcoco, y también en donde su voto duro es más fuerte como Metepec y Toluca.

Además moviliza al Estado de México a sus diputados y senadores. Este fin de semana, el líder de la bancada priista en el Senado, Emilio Gamboa, acompañó al candidato Alfredo del Mazo.

Morena, con mucho menor estructura ya que no gobierna ningún estado, también mueve a esta entidad a su equipo panzer, entre quienes se encuentran los delegados de la Ciudad de México, que son de los que tienen mayor experiencia, como Ricardo Monreal, de Cuauhtémoc; Claudia Sheinbaum, de Tlalpan; Rigoberto Salgado, de Tláhuac; Pablo Moctezuma, de Azcapotzalco, y Avelino Méndez, de Xochimilco.

Conscientes de la posibilidad de triunfo que tienen en el Estado de México y de que sería la antesala de la presidencia de la República, en Morena se pensó incluso en la posibilidad de que pidieran permiso para entregarse de tiempo completo, esto no fue posible, pero trabajarán todo su tiempo libre a favor de la candidata Delfina Gómez.

Los diputados también dedicarán todo su esfuerzo en esta elección y también lo harán los recién aceptados senadores como Miguel Barbosa, Zoé Rodríguez, Alejandro Encinas, Rabindranath Salazar, entre otros. Podemos decir que esta mano de obra electoral le cayó de diez a Morena, en esta que ha sido la única elección que luchan con todo por ganar, ya que no vimos la misma enjundia en Veracruz, donde dejaron pasar la oportunidad.

Además, en esta guerra Morena ha demostrado que el fin justifica los medios al pactar con Elba Esther Gordillo para tener el apoyo de los maestros en la entidad, hecho que el PRI no puede minimizar, sobre todo después de que en muchas ocasiones utilizó la misma táctica.

Y Andrés Manuel López Obrador sabe perfectamente de su fuerza, sobre todo después de que la padeció en la elección de 2006.

Con una lista nominal para la elección en el Estado de México de 11 millones 258 mil 125, el voto indeciso del 16 ciento equivale a un millón 801 mil 300 sufragios, lo cual, sin duda cambiaría la elección.

Sin embargo, ese voto es anti-PRI y ellos lo saben, por lo cual la estrategia para que no se quede en Morena es mucho más compleja y tiene que ver con todas las fuerzas políticas. Mañana hablaremos de números y de la lucha porque esos casi dos millones de votos no signifiquen el primer escalón en la carrera presidencial de Andrés Manuel López Obrador.

* * *
Y siguen los problemas para el PES en Veracruz. No sólo roban a la gente prometiéndole candidaturas, sino que ni siquiera cuentan con la representación para tener candidatos en los 212 municipios. Sólo lograron registrar en 155 y tuvieron que remover a los candidatos a presidentes municipales de Naranjal y Chocamán por no haber alcanzado la cuota de género.

Twitter: @ginamorettc

Correo:
georgina.morett@gmail.com

También te puede interesar:

PAN, PRD y PT, indispensables para el triunfo en Edomex
¿Venganza del líder del PRI?
Primer lugar en madres adolescentes