Opinión

Mitos y realidades en la víspera de las elecciones

 
1
 

 

Mitos y realidades en la víspera de las elecciones.

Hay afirmaciones en torno a las elecciones en Estados Unidos que, a fuerza de repetirse, se asumen como realidades. Vale la pena distinguir algunas que son solo mitos.

1.- El voto oculto. La opinión popular dice que las encuestas en casos como el del Brexit o la paz en Colombia han fallado porque existe un voto oculto y que en Estados Unidos será a favor de Trump, lo que hará ganar al candidato republicano. Hasta ahora no hay evidencia de que haya habido ‘voto oculto’ en los casos referidos. En Colombia lo que ocurrió es que sólo votó el 37 por ciento del padrón, lo que hizo que los diseños muestrales que consideraban a todos los ciudadanos, erraran escandalosamente. En Gran Bretaña, aunque la participación fue de más de 70 por ciento, estuvo sesgada por la ausencia de jóvenes, lo que igualmente hizo fallar a las encuestas.

En Estados Unidos todo apunta a una tasa de participación elevada, y de haber algún sesgo en el abstencionismo podría ser contra Trump, debido a que muchos republicanos dejaron de apoyarlo.

2.- Los indecisos serán determinantes. La mayor parte de las técnicas muestrales hoy en día refieren el porcentaje neto, es decir, descuentan a quienes no han definido su preferencia. Las encuestas de salida muestran que usualmente los indecisos no son determinantes en el resultado pues cuando votan lo hacen con una distribución parecida a la de los que manifestaron preferencia.

3.- Trump ganaría el voto popular pero perdería en votos electorales. Tampoco hay evidencia de ello. En el promedio de las encuestas publicadas entre el 30 de octubre y el día de ayer Hillary llevaba una distancia de 1.8 puntos porcentuales al calcular voto popular. Los escenarios en votos electorales sobre la base de encuestas estatales indicaban una ventaja de 290 contra 246. El caso más reciente en el que los resultados se cruzaron fue el muy célebre del año 2000, en el que Al Gore ganó 48.38 por ciento del voto popular y George W. Bush 47.87 por ciento. Pero en votos electorales, Bush se impuso con 271 contra 266.

Pero hay hechos que son ciertos.

1.- Existen varios estados
(algunos de los llamados columpio) en los que la diferencia entre Hillary y Trump es estrecha. De acuerdo con Nate Silver, ayer había cinco estados en los que la diferencia es menor a tres puntos. Son Florida, Carolina del Norte, Nevada, New Hampshire y Ohio, que suman 73 votos electorales y que sí podrían ser determinantes del resultado. En un escenario con un apretado triunfo de Trump, o con una ventaja para Hillary, superior a la que muchos esperan.

2.- Ha existido alta volatilidad de los electores. En el promedio de las encuestas, a mediados de julio Hillary tenía una ventaja de casi siete puntos; para finales de ese mes, Trump iba casi un punto adelante; a principios de agosto Hillary iba a arriba por ocho puntos; luego menos de un punto a mediados de septiembre; otra vez a siet a mediados de octubre y cierra con una ventaja de menos de dos. Esa variabilidad de los electores puede manifestarse nuevamente al final.

Y ahora, cuando el FBI concluye que, tras revisar los mails, Hillary no cometió delito, podría ser un último empujón para ampliar su ventaja.

Estamos a horas de resolver la incógnita.

Twitter: @E_Q_

También te puede interesar:
Pemex: Ejecución, ejecución y ejecución
Gasto público, entre la eficacia y las mentadas
¿Hay que prepararse para la llegada de Trump?