Opinión

México se incorpora a la revolución global de la energía solar

 
1
 

 

Parques solares

La semana pasada, México dio a conocer los resultados de su primera subasta eléctrica, dando así otro paso significativo en la profunda reforma del sector energético. Ésta ha permitido que múltiples empresas compitan entre sí como generadores de energía a raíz de la apertura.

Se trata de un enorme avance, a la vez que México fortalece su economía a partir del uso de energías limpias. SunPower tiene ahora la oportunidad de proveer a la Comisión Federal de Electricidad con aproximadamente 500 megawatts (MW) de energía solar, lo que incluye los dos proyectos llamados “Vega Solar 1”, los cuales suman aproximadamente 400MW, y otro proyecto en Guanajuato que representaría 100MW.

México ofrece excelentes condiciones para obtener energía solar a costos competitivos. Tiene una radiación abundante, una creciente demanda de energía y metas ambiciosas en el ámbito de las energías renovables. Su reforma energética impulsará el crecimiento económico y la competitividad global del país, sumándose así a quienes están adoptando la energía solar como una de sus principales fuentes de energía.

Veamos lo que sucede en Asia. Tan sólo en 2015, China invirtió 110.5 mil millones de dólares en energías limpias y espera réditos de ello en este año. Japón contempla sumar 12.6 gigawatts (GW) de generación de energía solar fotovoltaica a sus actuales 23.3 GW, un incremento de poco más de la mitad.

A fines del año pasado, los Estados Unidos contaban con 27.4 GW de energía solar, siendo que cerca del 30 por ciento de la nueva capacidad de generación eléctrica del país fue de este tipo, mucho más que cualquier otra fuente de energía.

Desde un punto de vista global, el despliegue de la energía solar podrá duplicarse en los próximos cinco años, con crecimientos anuales de 100 GWs para el 2020. Eventos recientes, como el acuerdo sobre cambio climático logrado en el marco de la COP21, acelerarán este proceso.

Si bien el liderazgo ejercido por los gobiernos resulta clave para hacer esto posible, también el sector privado merece un reconocimiento espaldarazo por haber reducido costos y mejorado la calidad.

En los EUA, empresas como Apple, Johnson & Johnson y Walmart han hecho de la energía solar un elemento central de su operación y sustentabilidad a largo plazo. En California, BHE Renewables, empresa subsidiaria de Berkshire Hathaway, posee la planta solar fotovoltaica en operación más grande del mundo.

Por su parte, las empresas basadas en México también son cada vez más conscientes del beneficio económico y medioambiental de la energía solar. Así, Asur espera próximamente abastecer sus nueve aeropuertos con 36 MWs de energía solar.

México ha sido la primera nación en vías de desarrollo en fijar un objetivo de reducción de emisión de gases de efecto invernadero. Su compromiso es reducirles en 25% para 2030. También tiene la meta de generar el 35% de su electricidad a partir de energías limpias para el 2024. Aunado a sus importantes compromisos antes y durante la COP21, México muestra el camino para ser exitoso en largo plazo.

La revolución solar se está globalizando. Se expande desde países pioneros como Alemania, Estados Unidos o Japón a economías pujantes como China, México y Sudáfrica. Cada vez más, la energía solar es un recurso menos costoso y libre de emisiones, capaz de responder a la creciente demanda de electricidad con beneficios adicionales, como empleos locales y una oferta propia de energía mediante un combustible abundante dentro del propio país.

El autor es presidente y CEO de SunPower Corporation.