Opinión

México, líder en desigualdad


 
 
De los 34 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México es el que tiene la mayor desigualdad en la distribución del ingreso.
 
Según su reporte más reciente sobre desigualdad y pobreza, en nuestro país la diferencia entre el ingreso de 10% de las familias más ricas y 10% de los hogares más pobres fue de 28.5 veces en 2010.
 
En 2004 era de 25.8 veces; es decir, 10% menor. El estudio se refiere a ingresos después de impuestos y transferencias ajustados por la diferencia en el tamaño del hogar.
 
Efecto de la crisis
 
En los países de la OCDE, la brecha entre un extremo -el más rico- y el otro -el más pobre- es de 9.5 veces, por arriba de 9 veces en 2007.
 
Otras economías con un diferencial amplio son Chile, con 26.5 veces; Estados Unidos, 15.9; Turquía, 15.1, e Israel, 13.6.
 
Los países con la brecha más reducida son Islandia, con 5.3 veces; Eslovenia, también con 5.3; Dinamarca, igual con 5.3, y Noruega, con 6.
 
El organismo con sede en París informó que la iniquidad en la distribución del ingreso se incrementó más en el primer trienio de la pasada crisis internacional que en los 12 años previos.
 
Proteger a vulnerables
 
"Estos hallazgos preocupantes subrayan la necesidad de proteger a los más vulnerables en la sociedad", dijo el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría.
 
"Las políticas para impulsar el empleo y el crecimiento deben ser diseñadas para asegurar la equidad, la eficiencia y la inclusión.
 
"Entre estas políticas, la reforma de los sistemas fiscales es esencial para asegurar que todos paguen lo justo y también se beneficien y reciban el apoyo que necesitan", agregó.
 
Iniquidad del ingreso
 
Aparte, pero en el mismo sentido, la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que la 'iniquidad de ingresos' en el mundo se agravó, pues 0.5% de la población global concentra alrededor de 35% de la riqueza.
 
'La Primavera Árabe' y el 'movimiento Ocupa', aunque eran diferentes, fueron en parte motivados por esa tendencia", dijo la semana pasada en un discurso dedicado a la lucha contra la pobreza.
 
Según la jefa del FMI, en algunos países como Canadá, Sudáfrica, el Reino Unido y Estados Unidos, la desigualdad se disparó en los últimos 25 años.
 
"En Estados Unidos, la proporción de los ingresos antes de impuestos del 1% más rico de la población aumentó de 8 a 18%" en ese periodo.
 
Pobreza en adultos
 
México mantiene una elevada desigualdad en la distribución del ingreso.
 
De acuerdo con el informe de la OCDE, 20.4% de los mexicanos vive con menos de 50% del ingreso medio nacional, mientras que el promedio de la Organización es de 11.1%.
 
La pobreza se concentra en la población adulta, pues 29.1% de los mexicanos de 76 años y más es pobre, casi el doble del promedio del organismo en ese grupo de edad (14.8%).
 
Concentración de riqueza
 
El reporte de la OCDE evidencia que en México prevalece una acentuada desigualdad en la distribución del ingreso, pese a la menor concentración de la riqueza, medida con el coeficiente de Gini.
 
Según el organismo, la desigualdad en la distribución del ingreso, medida con ese coeficiente, pasó de 0.475 en 2008 a 0.466 en 2010.
 
En los 34 países de la OCDE, el coeficiente de Gini pasó de 0.314 a 0.316 en igual periodo.
 
Este indicador es una medida de la concentración del ingreso, que toma valores entre cero y uno.
 
Cuando el valor del Gini se acerca a uno -la extrema desigualdad- indica que hay mayor concentración del ingreso.
 
En cambio, cuando se acerca a cero -la perfecta equidad- la concentración del ingreso es menor.
 
El Gini sería de cero si todos tuvieran el mismo ingreso, y sería de uno si una sola persona concentrara todos los ingresos.
 
PND, ¿solución?
 
Pese a la mejoría en el coeficiente de Gini, México continúa presentando un indicador elevado de desigualdad en la distribución del ingreso.
 
Una de las 5 metas del Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, que presentó el lunes el presidente Enrique Peña, es un 'México incluyente' para erradicar el hambre, cerrar las brechas de desigualdad y proveer a todos los mexicanos de condiciones básicas de bienestar.
 
El problema es que no define cómo llegar a esa meta ni a las otras.
 
vpiz@elfinanciero.com.mx
twitter: @VictorPiz